Facebook Twitter Google +1     Admin

Gran triunfo de José María Manzanares en Sevilla

20090428133426-jose-maria-manzanares-hijo.jpg

José María Manzanares con las dos orejas cortadas del sexto toro de la tarde.

Sevilla entra en la semana de farolillos con un gran sabor de boca e iluminada por el toreo del alicantino. El alumbrado parece haber querido adelantarse por unas horas a la portada y se desplazó al Coso del Baratillo, para resplandecer en la arena maestrante. En ella, José María Manzanares ha elevado la tensión taurina con una faena a más, de tan alta tensión que su muleta prodigiosa pegaba fogonazos como los farolillos lo harán en el recinto ferial esta noche.

Manzanares cortó las dos orejas del sexto en La Real Maestranza a un toro con genio de Daniel Ruíz que ya apuntó buenas maneras desde que salió por los chiqueros, especialmente por el pitón izquierdo, por donde metió bien la cara. Tras emplearse en el tercio de varas, volvió a brillar en banderillas Juan José Trujillo, que se vio obligado a desmonterarse tras dos buenos pares. El comienzo de faena fue esperanzador, por bajo y con mucho temple jugándose mucho José María tras sus dos primeras tardes en blanco y después de la buena dimensión que esta misma tarde ha dado El Juli.

Consciente de ello, y de que su primero no le había dado opciones, el alicantino comenzó muy decidido. La faena fue un camino hacia la cumbre, a más, y en las dos primeras series apuntó sin disparar por los parones del de Daniel Ruiz, de embestida dispar y con tendencia a rajarse. Al principio todo lo hizo con la diestra en tres series de empaque y ligazón, que elevaron los índices voltaicos de los presentes.

A partir de ahí, todo comenzó a remontar y a base de poder, fue tirando del animal en muletazos de mucha estética, tras atacar al astado en el momento preciso. Una vez cosido en la muleta, el alicantino comenzó al natural y cuando lo hizo, el toro respondió queriéndola coger por abajo. Muletazos de uno en uno, de mucha personalidad y temple, dándole mucho tiempo a su oponente, factor clave en la gran faena, de mucha largura y empaque. Desde ese instante estelar, La Maestranza se fue calentando tras un trincherazo y una gran tanda a posterior de derechazos.

Faena que vuelve a encumbrar José Mari levantando a la gente de los tendidos y tras una gran estocada paseó las dos orejas. Triunfo legítimo de Manzanares que eclipsó a Sevilla con la calidad, empaque y belleza torera que le engendró su gran maestro, su padre. José María Manzanares en el otro, primero de su lote, nada pudo hacer. El peor toro de la remendada corrida un astado de Gavira muy serio y que no tuvo nada dentro. Manso, desrazado y desclasado, buscó siempre la huida en el último tercio.

Apenas tuvo oportunidad de lucimiento Manzanares, que incluso estuvo a punto de ser prendido. Rápidamente se fue a por la espada, con la que estuvo acertado. Lo mejor en este toro fue la buena lidia de Juan José Trujillo y dos buenos pares de Curro Javier, que se desmonteró.

El Juli tras el golpe de autoridad que dio el pasado sábado, ha vuelto a dar una buena dimensión con el segundo de la tarde, un toro de Daniel Ruiz muy noble que se movió con clase y entrega en el capote del madrileño. Lo cuidaron con mimo tanto en varas como en banderillas, lo que el toro agradeció en el último tercio. Precisamente con la muleta el diestro dio toda una lección de inteligencia y poderío, en una faena de mucho poder en la que exigió una barbaridad al animal por ambos pitones.

A pesar de que el viento le molestó en ocasiones, se rompió en varias series por el derecho, bajando la mano y pudiéndole. Lo mejor, sin embargo, llegó al natural, en una tanda en la que arrastró la muleta por el suelo, barriendo la arena y aprovechando la buena condición de su oponente se vio podido literalmente. Faena justa y precisa que remató de una estocada de efectos fulminantes. Cortó una oreja de peso.

El Juli no ha podido reeditar la faena del primero de su lote con el quinto, junto al tercero uno de los peores de toda la corrida. Un animal que salió protestando de varas -donde apenas lo picaron- y que parecía que iba a tener mejor condición que la que tuvo al final, y eso que El Juli lo toreó siempre dándole ventajas, comenzando dándole sitio y citando de lejos, haciendo todo a su favor. Tras un desarme, el toro se puso gazapón, andarín y desarrolló problemas, por lo que se fue a por la espada. Esta vez no estuvo acertado con los aceros.

Abrió plaza un toro de Gavira, estrecho de sienes pero con poco cuello. Tras salir suelto, lo fijó Rivera Ordóñez a la verónica a pies juntos, desplazándose el animal con buena condición aunque sin terminar de emplearse en varas. Sí se movió en el tercio de banderillas, donde Rivera banderilleó de forma más que discreta. Comenzó la faena probándolo en el tercio muy cerrado. Toro de dulce embestida, pero exento de transmisión sin apenas complicaciones, con el que Francisco anduvo voluntarioso.

Tras una fea estocada, volvió a entrar a matar siendo prendido por el pecho, quedando suspendido del asta del toro durante varios segundos de forma dramática. Afortunadamente todo quedó en un susto. Rivera Ordóñez en el cuarto, firmó una faena larga y aunque puso disposición no terminó de conectar nunca con los tendidos, a pesar de que se fajó por ambos pitones. Estuvo firme y metido entre los pitones en cercanías, sacando algún muletazo limpio y de buen trazo, ante un astado que resultó reservón y mirón, que no dio opciones de ningún tipo.

Por cierto, la presidenta hoy tuvo la sensibilidad que le faltó otras veces y cambió el tercio de banderillas en el cuarto con buen criterio para evitar males mayores. Así sí, gracias.
 

FICHA DE LA UNDÉCIMA DE LA FERIA DE ABRIL DE SEVILLA

Sevilla. Lunes 27 de abril. 11ª de Feria.  Lleno

Dos toros de Gavira, 1º correcto de presentación y noble y 3º, bien presentado, manso.Cuatro de Daniel Ruiz,  2º correcto de presentación y noble y enclasado. 4º reservón y mirón. 5º gazapón, andarín y complicado. 6º con genio y transmisión. Desiguales de presentación en conjunto y de juego

Francisco Rivera Ordóñez:
Palmas y silencio.
Julián López "El Juli": Una oreja y silencio.
José María Manzanares: Silencio y dos orejas.


Se desmonteró tras parear al tercero, Curro Javier,  donde brilló en la brega Juan José Trujillo. Precisamente, Trujillo también se desmonteró al parear al sexto.
28/04/2009 09:27 pcctoros Enlace permanente. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris