Facebook Twitter Google +1     Admin

Iván Fandiño y Morenito de Aranda ovacionados en Madrid

20090513100036-ivan-fandino-13.jpg

 

Iván Fandiño saludando una ovación en el toro de la confirmación en Madrid.

Por momentos, la plaza recordó esta tarde al hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo, donde supuestamente se decide el presente y el futuro del país. Quizá hubiese sido mejor que los trescientos y pico diputados se hubiesen acercado a Las Ventas. Total, para lo que solucionan en el Congreso, al menos habrían llenado los altos de sol y los cada día más visibles huecos que quedan en los tendidos....

Las Ventas se asemeja más cada tarde al debate de este mediodía. Uno intervniniendo con casi nadie haciendo caso, gritos desde las bancadas -jaleando o poniendo a parir, ya sean de uno u otro bando- y otro presidiendo, a su aire, sin saber muy bien si aquello va o no con él.

Seguramente, si la corrida de Pereda no hubiese sido tan infumable no habrían venido a la mente tantas divagaciones, pero es que no hubo nada rescatable en un conjunto salpicado de toros mansos, geniudos y desrazados. Lo que se dice, básicamente, una corrida de matadero. Para ejemplo, el destartalado sexto, que nunca pasó y no paró hasta que cazó a Iván Fandiño.

El torero vasco confirmó alternativa en Madrid. Con el toro del doctorado, flojito pero con buen son, dejó dos series con personalidad. Tiene buen gusto toreando Fandiño, pero una duda saltó en el planteamiento inicial. El toro había avisado por el izquierdo más de una vez, y por ahí quiso comenzar. ¿No hubiese sido más lógico el derecho? Sobre todo, viendo como por ahí se arrancó varias veces y con buen son.

Sobre esa mano llegaron los mejores momentos de la tarde. Cuando volvió a cambiar a la mano izquierda, bajó todo de pronto. La faena y la tarde completa, como a plomo. Fue insufrible. No despertó la monotonía hasta que saltó el último, también para Fandiño.

Este sexto era un ejemplar muy grande, muy feo y muy malo. Las hechuras se asemejaban poco a lo que debe ser un toro bravo. No se entiende esta selección en el campo. Cinqueño, viejo y feo. Casi seis años tuvo el quinto, pero este sexto respondió fielmente a sus hechuras. Manso de libro y con genio violento. A lo Miura, por ejemplo.

Con escopeta tiraba el toro, que no paró hasta que lo cazó en una fea voltereta, aunque luego, con el torero a merced, le perdonó la vida. Fandiño libró una intensa batalla con él. Más a merced que resolviendo, pero como el toro se movió y se vio el peligro, tuvo interés la cosa.

Quedándose siempre por abajo, sin pasar nunca, lanzando derrotes, Fandiño tuvo que pelearse y dar la cara. El Pereda hizo presa en una voltereta espectacular y eso, más un espadazo final, herido en la mano, hicieron que la gente reconociese su actuación. La verdad es que no hubo material para el lucimiento, pero al menos las ganas y la entrega se agradecen. Y la ovación fue fuerte cuando acudía a la enfermería.

Sus compañeros, Antonio Ferrera y Morenito de Aranda, pasaron sin opción alguna de nada. Ferrera con un lote desrazado e inválido que apenas se movió. El primero se paró después de banderillas y con él falló a espadas después de una faena larga y monocorde. El cuarto se derrumbó constantemente en la lidia y no pudo más que entrar a matarlo, de un bajonazo. Aquí pego el petardo, una vez más, el ínclito Martínez. Claro, que si la tarde retrató el estado del toreo y de la plaza... no pudo hacer mejor radiografía del palco.

El lote de Morenito no valió para nada, tampoco para jugársela. Lo intentó el burgalés, que lo mejor que hizo fue manejar la espada en el primero de su lote. Mansos, pegando brincos y huyendo más que embistiendo, no fueron precisamente la mejor muestra de lo que es un toro de lidia. 

FICHA DE LA SEXTA DE LA FERIA DE SAN ISIDRO

Madrid. Martes 12 de mayo. 6ª de Feria. Más de tres cuartos.

Dos toros de La Dehesilla, (1º y 2º), 1º manejable. 2º descastado y cuatro de José Luis Pereda, 3º descastado. 4º inválido. 5º descastado y parado. 6º con genio y complicado.

Antonio Ferrera: Silencio y silencio.
Jesús Martínez Morenito de Aranda: Saludos y silencio.
Iván Fandiño que confirmaba la alternativa: Saludos y saludos.


Parte médico de Iván Fandiño: Herida por asta de toro en región dorsal de la mano derecha, pronóstico leve. 
13/05/2009 10:00 pcctoros Enlace permanente. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris