Facebook Twitter Google +1     Admin

Joselito Adame impacta en su presentación en Manizales (Colombia)

El torero mexicano Joselito Adame ha causado una grata sorpresa en la segunda corrida de la feria del Café de Manizales (Colombia) cortando la única oreja del quinto toro de la tarde, bueno de la ganadería de Santa Bárbara y que a la postre fue noble. En un festejo de la que Hernán Ocampo "Guerrita Chico" dió una vuelta al ruedo tras despachar al primero de la tarde y fue ovacionado Luis Miguel Castrillón. Con mucha soltura manejó el percel Guerrita Chico con el bello primero, que no anduvo sobrado de fuerza pero sí le repitió las arrancadas, pero que cantó tablas con mucha premura. Con mucha serenidad afrontó el colombiano su debut en Manizales, muy metido en el trasteo desde el inicio. Sujetó con seguridad al rajadito animal con mucha suavidad y muy templadas formas, demostró firmeza en la diestra y gobierno en el trapo. Tuvo nobleza y obedeció al toque preciso de Guerrita el animal para terminar conjugándose en un interesante trasteo rubricado con una estocada, preludio de la primera vuelta al ruedo de la tarde. Con el melocotón cuarto llegaba la oportunidad que pedía Guerrita Chico con su debut manizaleño, y a este le ganó el paso y el terreno a base de lances hasta los medios para rematar con una media ralentizada que sonaba a reivindicación. Le faltaba espíritu y condición física al animal, pero enseñaba cierta calidad para aprovecharla. Pero hubo que sobarlo mucho para meterlo en la muleta y, cuando fue a apretarlo, le cambió la acometividad por un comportamiento rajado al que tuvo que sobreponerse un Guerrita pleno de actitud. Le planteó la batalla allí donde la quiso el toro, pero no encontró la opción de ligarle el toreo al manso. Pinchó, además, y en silencio concluyó su actuación.

Preciosas eran las hechuras del segundo, al que saludó Joselito Adame con el compás abierto, midiéndole mucho la entrega hasta rubricar en los medios con un recorte a una mano. Con poder derribó el animal en el caballo, antes de que lo quitase Adame con animosas chicuelinas, conectando mucho con el público. Muy pronto le buscó las tablas el toro al anillo, como le buscó las vueltas Adame a él con mucho oficio, dando espacio y con paciencia en el tiempo. Pero no terminó de definirse un animal al que nunca le sobró la transmisión ante el fuerte toque del mexicano, porfión cuando le dio renuencia el de Santa Bárbara, pero sin llegar a conjugarse nunca con el animal. Fue buena la estocada, que no sirvió para tocar pelo.

Con mucha elegancia quiso Adame saludar con el capote al quinto, al que le ganó la acción y el paso hasta el platillo con un torero y hermoso recorte que murió en los medios. Con bravura recargó en la cabalgadura el toro de Santa Bárbara, que luego se desplazó en las vibrantes zapopinas del mexicano. Sentado en el estribo comenzó la labor muletera Joselito, doblándose con largura con el animal con distinta actitud que en su primer oponente. Fueron cortas las tandas, de tres y el de pecho con la derecha, aprovechando la fijeza y la repetición del toro para llevar la emoción a un tendido entregado. Profundo al natural Adame, fue en los medios donde ejecutó el toreo, imponiéndose a la arisca raza de Vigilante, un buen toro de Santa Bárbara. Terminó con el toro enroscado al talle, vaciando por debajo de la pala y sintiéndose mucho en los remates. Arriba quedó la gran estocada en la suerte de recibir y la oreja que fue a parar a su esportón.

También el tercero de la tarde lucía buena estampa pero también este tardeó en sus arrancadas al capote y le costó acudir a la cita con el penco, dejando inédito a Castrillón hasta el quite por navarras con que preludió el tercio de banderillas. Le vio pronto Castrillón la suavidad en la embestida al animal, y lo mimó con la mano derecha en un inicio de la misma suavidad que traía el toro. Era más la nobleza del animal que la humillación, y repetía hasta el final del muletazo, que no siempre se cargó de temple ni de acople. Faena liviana la del colombiano, que deslizó muletazos buenos entre las tandas sin que cogiese vuelo el trasteo. Final de circulares muy celebrados y una estocada delantera para finiquitar su labor en silencio.

De rodillas en el tercio recibió Castrillón al carbonero que hizo sexto, que metió bien la cara en los percales y tuvo franqueza y ritmo en la acometida, aunque muy justa la fuerza. Galleó por chicuelinas el colombiano para colocar al toro en el caballo, donde se le cuidó mucho, con un quite posterior, también por chicuelinas muy toreadas. Por estatuarios inició la faena Luis Miguel, coreado en los tendidos hasta el remate de la firma. La mala suerte quiso que se dañara el toro la mano izquierda, lo que deslució el ritmo del trasteo y la propia clase del animal. A pesar de todo, supo darle reposo Castrillón al toro para extraerle luego los muletazos con mucho encaje y con gran sentido de la composición, sin reunión en la labor debido a la lesión del jabonero sucio.

Plaza de toros de Manizales. Segundo festejo de abono, casi lleno en los tendidos. Toros de Santa Bárbara, bien presentados y de hermosa hechura. Noble y obediente el primero; sin clase ni transmisión el desrazado segundo; noble y repetidor sin humillación el tercero; rajado y sin opción el desrazado cuarto; bravo, repetidor y emotivo el buen quinto; con fijeza y clase el sexto, dañado durante la lidia. Guerrita Chico (canela y oro): vuelta y palmas. Joselito Adame (verde botella y oro): silencio y oreja. Luis Miguel Castrillón (burdeos y oro): silencio tras aviso y palmas.

Festejo para hoy en Manizales (Colombia), tercera de feria: Toros de Achury Viejo para Manuel Libardo, Juan del Álamo y Santiago Naranjo.

07/01/2015 09:58 pcctoros Enlace permanente. Toros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris