Facebook Twitter Google +1     Admin

El Juli corta cuatro orejas en el cierre de la feria del Café de Manizales (Colombia)

El torero madrileño Julián López "El Juli" fue el triunfador de la última corrida de la feria del Café de Manizales (Colombia), al cortar cuatro orejas, en sus dos últimos toros, dejando constancia que sigue en buen momento. Su compañero, Morante de la Puebla cortó un trofeo de su tercer oponente. El festejo comenzaría con retraso por el acondicionamiento del ruedo, ya que había caído lluvia antes del festejo. Morante tuvo un primer toro noble y manejable, con calidad pero de poca transmisión y raza. Se frenaba por momentos y algo andarín el de Ernesto Gutiérrez, Morante dejó una verónica marca de la casa antes de una faena de detalles y en la se sintió toreando sobre la mano derecha. Exquisito el gusto y el trazo de los muletazos dentro de una faena a la que le faltó romper. El sevillano emborronó con la espada su quehacer, siendo ovacionado. Morante fue abroncado tras pasaportar al tercero de la tarde, un toro deslucido y sin opciones de lucimiento. El sevillano lo vio pronto y optó por abreviar ante el enfado y la bronca monumental del respetable. Anduvo mal con la espada, llegándole a sonar los tres avisos. Tras el enfado, el público recetó una sincera ovación a modo de ánimo a Morante de la Puebla antes de la salida del quinto. Y se inspiró el sevillano con el cariño del respetable que se lució a la verónica, toreando con cadencia en un ramillete rematado de una media abelmontada. La faena, aunque intermitente, estuvo salpicada de la personalidad y la torería del diestro cigarrero. El inicio, sentado en el estribo, fue precioso, a lo que le siguió una labor templada frente a un animal distraído, que embistió a media altura y que se vino abajo demasiado pronto. Notable al natural Morante, que remató de una estocada y fue premiado con una oreja. El Juli se encontró en su primer turno un toro deslucido, sin fijeza ni clase. El madrileño hizo todo a favor del toro, le dio tiempo y pausas, puso suavidad y técnica pero el de Ernesto Gutiérrez no le dio ninguna opción a Julián que anduvo muy por encima de las condiciones de su oponente. El Juli le cortó las dos orejas al cuarto tras una faena completa y de principio a fin. Las verónicas de recibo metieron al público en la actuación del madrileño que no se guardó nada en el tintero. El quite por lopecinas encendió al respetable. Julián se inventó prácticamente la faena ante un toro con nobleza y calidad pero que llevó siempre la cara a media altura. El Juli le tapó los defectos y le hilvanó una labor ligada sobre ambas manos. Por encima de su oponente, hizo un alarde de su capacidad y soberbia técnica. Mató de una estocada corta al primer intento y se aseguró la puerta grande. Frente al sexto que cerró plaza volvió a imponer su ley. Fue éste un toro manso y rajado frente al que de nuevo volvió a mostrar toda su capacidad. El madrileño sujetó a la perfección al toro en otra labor en la que se mostró por encima de las condiciones del toro. Autoridad, capacidad, sabiduría y técnica de El Juli que redondeó su obra con un contundente espadazo antes de pasear las dos orejas.

Manizales (Colombia), domingo 8 de enero de 2016. Última de feria. Toros de Ernesto Gutiérrez Arango, desiguales. Morante de la Puebla, ovación con saludos tras aviso, bronca tras dos avisos y oreja; El Juli, palmas, dos orejas y dos orejas. Entrada: Lleno. Se guardó un minuto de silencio por los ganaderos colombianos fallecidos durante el último año. La corrida comenzó con 20 minutos de retraso debido a que los operarios tuvieron que acondicionar el ruedo como consecuencia de un fuerte aguacero que cayó minutos antes de comenzar el festejo. Saludó tras banderillear al cuarto Ricardo Santana.

09/01/2017 08:33 pcctoros Enlace permanente. Toros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris