Facebook Twitter Google +1     Admin

Arturo Macías y Sergio Flores cortan una oreja en Aguascalientes (México)

Los matadores de toros mexicanos Sergio Flores y Arturo Macías cortaron sendas orejas en el quinto festejo de la feria de San Marcos de Aguascalientes (México). Arturo Macías se hizo patente otra vez hoy en la Monumental de Aguascalientes, a la que llegó con las carnes abiertas tras la inesperada cornada sufrida ayer mientras ensayaba el toreo en la ganadería de Manolo Espinosa, y de la que fue operado la víspera de esta corrida, la del Santo Patrono. Y aunque ciertos incrédulos predijeron que hoy no torearía, la sonrisa de Arturo iluminó el paseíllo con este importante rasgo de vocación, en una tarde donde la rivalidad con Sergio Flores iba a ser otro factor en contra, porque el tlaxcalteca está venido arriba, mentalizado, y no quiere dejarse de nadie. Así que la corrida tenía su miga, amén de la grata presencia de Pablo Hermoso en el cartel, que hoy culminaba una compacta campaña mexicana de más de treinta fechas toreadas en un lapso de poco más de tres meses. La historia más recia la terminó escribiendo Macías, que se trabajó un triunfo a fuerza de cualquier cosa y luego de haber rayado a un alto nivel de entrega y toreo con los dos toros de su lote, decidió regalar un sobrero, también del hierro de Julián Hamdan, con el que estuvo hecho un auténtico león. Cabe destacar la buena embestida del segundo, un ejemplar muy en tipo de San Mateo, cornivuelto, de hermosa estampa, que tenía mucho que torear y que lució en ciertos detalles de una esforzada faena de Macías que, fiel a esa sabia frase de Belmonte, que afirma que “para torear hay que olvidarse de que tienes cuerpo”, se afanó en tumbarle esa merecida oreja al séptimo toro, luego de un trasteo recio, de recursos, de toreo de pie y de rodillas, con ese concepto tan dinámico y versátil que ha sido el sustento de su sólida carrera. A la hora de entrar a matar se volcó encima del morrillo con tremenda determinación, y colocó una estocada entera, con ligera travesía hacia el costillar contrario, lo que obligó a utilizar una vez la espada corta, con tan buen tino, que el toro cayó fulminado y fue entonces cuando el entusiasmo se desbordó en el tendido. La "Pelea de Gallos" tuvo un significado especial en esta ocasión, con la gente celebrando el día grande de la feria, y Arturo, otra vez sonriendo, en una saboreada vuelta al ruedo, mostrando esa oreja ganada a pulso como símbolo de su tremendo pundonor. Tampoco Sergio Flores se quería quedar atrás el día de hoy en Aguascalientes, y sacó a relucir su acusada solvencia con dos toros muy similares a los demás, bajos, bien hechos, nobles, pero sin el fuelle, el ritmo y la duración suficiente para que las faenas tuvieran mayor calado entre el público. No obstante, el tlaxcalteca pisó con firmeza el redondel de la Monumental y como al sexto lo mató de una estocada impresionante, que podría llevarse el premio a la mejor de la feria, se le concedió un apéndice de ley, de esos que vienen a remarcar el magnífico momento por el que atraviesa, y a la espera de ser cada día más reconocido por la gente. A Hermoso le cuesta triunfar en esta plaza. Aguascalientes se le resiste. Y hoy, como en otras tardes, toreó bien al primer toro de su lote, ante un público ciertamente frío. El ejemplar de Los Encinos se movió, aunque sin rematar las embestidas con transmisión, y el navarro estuvo muy clásico, templado y torero, pero mal a la hora de colocar un rejón de muerte trasero y contrario que no gustó a la gente. En el cuarto hizo un esfuerzo por atemperar la embestida de un toro largo y hondo, con mucha romana, que fue un tanto reservón y tampoco embestía con ritmo o calidad para el toreo a caballo. Pablo se afanó en agradar a lo largo de diversos pasajes de la faena. De nueva cuenta no estuvo fino con el rejón de muerte y pasó inadvertido. Ahora se vienen dos días de receso antes de que la Feria de Aguascalientes retome su actividad continuada el próximo viernes 28 de abril, con el mano a mano entre Sebastián Castella y Joselito Adame, con toros de Los Encinos.

Aguascalientes, Ags. Quinta corrida de feria. Tres cuartos de entrada en tarde calurosa, con algunas ráfagas de viento. Dos toros de Los Encinos para rejones, manejables. Y cinco de Julián Hamdan (el 5o. como regalo), parejos en hechuras y bien presentados, nobles, pero les faltó un punto de mayor transmisión. Pesos: 482, 531, 488, 548, 506, 526 y 515 kilos. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza: Palmas y silencio. Arturo Macías (azul noche y oro): Palmas tras aviso, palmas y oreja en el de regalo. Sergio Flores (azul marino y oro): Silencio y oreja.

26/04/2017 07:57 pcctoros Enlace permanente. Toros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris