Facebook Twitter Google +1     Admin

Grandes faenas que recuerdo de la feria taurina de Málaga por años de abonado, temporada 2011

Nueva temporada taurina y nuevo año de abonado en la plaza de toros, sexto año consecutivo en mi Malagueta donde vivimos en esa temporada del 2011 muchos festejos, entre ellos, conocí a nuevos aficionados en el tendido 4 y en un día especial el lunes 15 de agosto, conocí a Sandra Carbonero Redondo, el día que toreaba su torero Juli. Cuarto y último año de gestión para la empresa taurina de Fernando Puche en la plaza. Comenzaba la temporada el domingo 24 de abril, con la tercera edición de la Corrida Picassiana que resultó deslucida por el juego de las reses gaditanas de Lagunajanda. La única ovación que hubo en la corrida fue para Paquirri en su primer toro, el resto de las faenas fueron silenciadas porque Talavante y Daniel Luque no tuvieron fortuna con los toros. En el mes de julio, tuvimos nueva cita con la plaza de toros de Málaga, dos becerradas con motivo del certamen doctor Juan Pedro de Luna los días 8 y 9 de julio. El primer día, el 8, sorprendió Carlos Aranda, un torero de Daimiel (Ciudad Real), que cortó las dos orejas a un excelente añojo de Los Millares que fue premiado con la vuelta al ruedo abriendo la Puerta Grande Manolo Segura. En una jornada en tarde noche agradable pero fresquita, vimos las maneras de Cristian Ponce que paseó una oreja, el valor de Fliberto Martínez, la casta de Robert Beltrán y vimos a dos novilleros que sacaron su casta que eran César Valencia y Andy. Al día siguiente, vimos a un novillero que tengo la suerte de ser amigo suyo, y verlo torear muchos años en el ciclo de Canal Sur y en la feria taurina, se llama José Antonio Lavado, de Benamocarra, un novillero donde estuvo enrazado con un bravo añojo de Millares. Dejaron buenas formas Santiago Esplá que cortó una oreja al igual que Andrades y el que vivió la injusticia fue Álvaro Lorenzo donde el torero toledano pudo cortar la oreja de su añojo, pero el presidente de la becerrada negó de manera injustificada la oreja que la afición pedía con fuerza. Raúl Bravo y Luis Miguel Naharro fueron ovacionados. Ya saltamos a la feria de agosto de Málaga, con el sexto certamen internacional de escuelas taurinas La Malagueta. En la primera de las semifinales que se dieron del certamen, el murciano David Fernández, fue la grata sorpresa al ser el primer triunfador de la semifinal al cortar a su novillo las dos orejas y pasar a la gran final, dejaron también buenas sensaciones Alejandro Rubio, Lama de Góngora y Ángel Olmo que cortaron una oreja, siendo el sevillano Góngora otro de los finalistas, por su parte los franceses que actuaban que eran Santiago Sánchez Mejías y Alejandro Rubio que terminaron silenciados con una novillada de Hermanos Garzón Murillo, bien presentados, bonitos de pelaje y algunos mansos y otros con nobleza. Vamos a la segunda semifinal del certamen, donde vimos esta semifinal rodeado de buenos aficionados de Llerena la actuación de Tomás Campos, la afición vibró con el pacense. Campos demostró a la Malagueta que se le ve preparado para ciclos novilleriles, cortó una oreja que pudieron ser dos debido al mal uso de la espada. Por su parte Francisco Damas, Curro Márquez y Curro de la Casa cortaron trofeo y se marcharon de vacío Sergio Páez y Filiberto Martínez ante una buena novillada de Los Guateles. Al día siguiente la última semifinal, donde también acudieron los aficionados de Llerena para presenciar la actuación del otro torero llenerense, Tomás Angulo, ante una complicada novillada Millares. Fue una semifinal con volteretas para los chavales y no hubo trofeos casualidades del destino, ese día el presidente de la corrida robó las orejas que pedíamos con fuerza a varios chavales. Y este presidente, le quitó el triunfo a tres novilleros, a Angulo fue el perjudicado, precisamente en ese novillo, se llevó una tremenda paliza recibiendo ontusiones erosionadas, en el tercio superior de la cara posterior del muslo izquierdo y derecho. Contusión cara posterior rodilla izquierda. Contusión craneal sin signos neurológicos. Calificada de pronóstico leve. Y para cerrar el ciclo con la gran final del certamen donde pude verla con mis amigos de Llerena que compartieron sitio conmigo en el tendido 4 en una contrabarrera donde vibramos con Tomás Campos, el torero extremeño dejó una gran tarde de toros ante la afición malagueña con sus series de naturales, derechazos y tandas que le dio a los erales de Julio de la Puerta, quedando Campos ganador del certamen, en segundo lugar quedó el murciano David Fernández y en tercera posición quedó Lama de Góngora. Y ahora comenzamos con el ciclo continuado de la feria taurina 2011. En la novillada picada que abrió feria, hubo ocho novillos, seis de La Quinta y dos de Julio de la Puerta, una novillada donde Sergio Flores, el torero mexicano debutante en Málaga, dejó buenas maneras y buen concepto del toreo, por su parte Adolfo Ramos y Juan Ortega, este último debutante también dejó buenos momentos, esta vez en su toreo de capote. Por su parte, Manuel Rodríguez estuvo apunto de escuchar en cada novillo los tres avisos, porque pasó apuros para entrar a matar. Al día siguiente, el viernes 12 de agosto, viví un bonito momento antes de la corrida, cuando íbamos llegando a la plaza, vi desde mi coche, aparcada en el hotel Maestranza una furgoneta de un torero, cuando mi padre nos dejó en la plaza a mi y a mi madre, mientras mi madre hablaba con Paco Cachairo, un amigo nuestro de la plaza, que tiene un puesto, yo me fui a la furgoneta y era la de Fernando Robleño, me acerqué y le di al chófer la bienvenida a Málaga, y me lo agradeció, y le pedí fotos del torero madrileño y gentimente, el chófer me dio dos fotos y le desee suerte en su presentación. La corrida que trajeron los Herederos de Salvador Guardiola Fantoni fueron bien presentados y de distinto juego. Llevándose el lote Antonio Barrera, el torero sevillano dejó una gran tarde de toros en La Malagueta, como dije en mi reseña de pcctoros, demostró que es un torero de los buenos y como no, un valiente. Tuvo un primer toro noble y con transmisión en la que el sevillano lo toreo con temple y calidad. Tras una buena estocada y un golpe de descabello dio paso a una merecida vuelta al ruedo. En el cuarto toro otro buen toro en la que el sevillano brindó la muerte del toro a Javier Conde en la que Antonio Barrera dejó detalles de un toro que también tuvo calidad, y el sevillano tuvo raza. Una gran estocada puso en sus manos la primera oreja de la feria 2011. Por su parte, Fernando Robleño, el torero debutante tuvo dos toros con algunas complicaciones y el utrerano Luis Vilches también se estrelló con el lote que le tocó. Al día siguiente, el sábado 13 de agosto tuvimos dos debutantes en la plaza, que fueron David Mora y Arturo Saldívar y compartieron cartel con Sergio Aguilar donde se estrellaron con una corrida de Peñajara que fue correcta de presentación pero de juego variado. David Mora tuvo un buen debut en Málaga donde su primer toro tuvo calidad y lo toreo muy bien con el capote y como no, bajando bien las manos y dejando una buena tarjeta de presentación el torero madrileño. En la muleta David Mora, dio buenas tandas y la gente de la Malagueta aplaudió la buena labor del madrileño. Lástima que la espada le jugó una mala pasada perdiendo así una oreja. Saludó una ovación con saludos. Por su parte, el mexicano Saldívar, otro debutante en la plaza, toreo con el capote algunos lances a pies juntos y dejó constancia de ser una revelación que tiene México. Pero en la muleta fue soso y deslucido. Por su parte, Sergio Aguilar, no tuvo el lote propicio ante toros complicados. Al día siguiente, domingo 14 de agosto se vivió la cruz del toreo donde mi amigo, el torero Víctor Puerto, recibió dos graves cornadas en el muslo derecho al ser corneado por el primer toro de la tarde al dar unos estatuarios, en el primero ya el toro le avisó pero en el segundo estatuario, el toro onubense de La Dehesilla, cazaba el muslo derecho de Víctor, y cayó luego en el suelo a merced del toro, luego Víctor Puerto en un gesto de casta quería continuar la lidia pero en el callejón de la plaza, se desmayó cuando iba camino de la enfermería donde fue luego atendido de una cornada de seis centímetros en la cara anterior interna del tercio superior del muslo derecho con una trayectoria de 14 centímetros hacia arriba, hacia dentro y  hacia atrás que rompe fibras del músculo sartorio y fibras del abductor produciendo hemorragia. La otra cornada tiene 15 centímetros de extensión, 3 centímetros por encima de la anterior y está envainada. Afecta a la piel, tejido celular, subcutáneo y aponeurosis con trayectoria también hacia arriba, hacia dentro y hacia afuera. Pronóstico grave. Y llegó el gran día que marcaría mi vida taurina de aficionado. Era el lunes 15 de agosto y fue una de mis jornadas taurinas que recuerdo en mi vida taurina y fue conocer en persona a la que considero mi mejor amiga que pude conocerla en persona tras charlar varios años por el ordenador y se cumplía mi sueño. Era conocer a la periodista taurina extremeña Sandra Carbonero Redondo, una periodista como ya dije, considero mi mejor amiga y siempre es un privilegio hablar de toros con ella y ese día fue memorable para mi. La corrida que vimos aquella jornada era el siguiente: Manuel Manzanares debutaba en Málaga lidiando dos toros de la ganadería de Fermín Bohórquez Escribano y a pie un mano a mano entre El Juli y José María Manzanares ante cuatro toros de la ganadería de La Quinta. El rejoneador tuvo una buena actuación en su primero dejando buenas maneras pero en su segundo se apagó. Esa tarde Juli, no tuvo su día pero el que se llevó el gato al agua fue Manzanares, el torero alicantino cuajó una de las mejores faenas de su vida taurina en La Malagueta. Fue en el tercer toro de la tarde, de nombre Castañero, un cárdeno oscuro bravo en la que el alicantino lo toreo realmente impresionante, y como no, dejó constancia de que suena fuerte este torero. Mató al toro de una gran y formidable estocada recibiendo y cortó una oreja con fortísima petición de la segunda oreja. Y al presidente le abroncaron con fuerza por denegar la segunda oreja. Aquella tarde el presidente de la corrida era Ildefonso del Olmo. Y llegó el momento que esperaba, cuando terminó la corrida y esperaba a mis padres, vi salir del patio de caballos a mi amiga Sandra que venía acompañado por mi amigo Daniel Ruiz Tamayo y una buena amiga mía y de Sandra, Mai, donde pudimos charlar un poco mientras venían mis padres, le di la bienvenida a Málaga, y Sandra muy agradecida me dio las gracias. Estuvimos charlando de lo que fue la corrida y antes de irse, tuve la suerte de echarme una foto con ella de recuerdo como el día que conocí a mi mejor amiga, gracias a Mai Ruiz que tuvo la gentileza de echar esa foto que guardo en mi cofre de fotos con amigos. Al día siguiente, martes 16 de agosto, toreaban Francisco Rivera Ordóñez "Paquirri", David Fandila "El Fandi" y Daniel Luque con toros de La Palmosilla, Salvador Domecq y uno de Toros de El Torero, un encierro infumable que se salvó de la quema el último toro donde Daniel Luque en la que cortó la única oreja del festejo. Al día siguiente vivimos una buena tarde de toros por Enrique Ponce y Manzanares. Ambos diestros salieron a hombros por la Puerta Grande Manolo Segura tras cortar cada uno dos orejas. Dos del tercero Manzanares y dos del cuarto Ponce dando una lección de torería ante la afición malagueña que ocupaba aquella tarde tres cuartas partes del aforo, por su parte Javier Conde tuvo una desafortunada tarde con su lote. En primer lugar tuvo un toro de Juan Pedro Domecq con un punto de nobleza pero se apagó en la última fase de la faena saludando una cariñosa ovación. En el quinto toro el jabonero fue el mas descastado y no pudo hacer algo Javier. Acabó el malagueño con algunos pitos. La nota negativa de aquella tarde fue la cogida aparatosa que recibió Alejandro Escobar, torero de plata de la cuadrilla de Enrique Ponce que fue cogido espectacularmente en el cuarto toro cuando hacía labores de brega. Siendo atendido en la enfermería de una contusión erosionada en la cara externa del tercio superior del muslo derecho. Contusión erosionada región facial. Politraumatismos. Dolor articulación costofemoral derecha sin signos de lesión osteoarticular. Pronóstico leve. Al día siguiente en corrida mixta se lidiaron toros para rejones de la Viuda de Flores Tassara y a pie encierro de la casa Capea para el rejoneador Rui Fernandes, y a pie Sebastián Castella y Perera. Antes como siempre hago cada tarde de agosto en las cercanías de Málaga, es mi tertulia con personalidades taurinas y aficionados que me gusta hacer cada tarde al llegar a la plaza. Aquella tarde, recuerdo en el bar que está enfrente del hotel Maestranza, sentado en una mesa, estaba Pedro Gutiérrez "El Capea" con el mayoral de la ganadería para darme información de los toros que traían de la casa Capea para la corrida. Y Pedro gentilmente me los dio aquella tarde. Aquella corrida de la casa Capea no dio el juego esperado que años atrás con encierros con nobleza y calidad en el 2011 salió deslucido. En la lidia a pie, vimos una corrida realmente descastadísima y mansurrona en la que solo vimos piques de quites para Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera y nada pudieron hacer durante las seis faenas de muleta y los toros salieron mansos y no obedeciendo a la muleta. En resumen, una corrida de las peores que hemos vivido del año 2011 en La Malagueta. Al día siguiente, viernes 19 de agosto, hubo doble jornada taurina de tarde y noche. Por la tarde, volví a ver a mi amiga Sandra Carbonero en las cercanías de la plaza acompañada por Dani, que se llevó otra alegría verme cuando iba junto a mi madre para entrar a la plaza. La corrida de la sesión de tarde, vivimos una corrida de toros de lujo: Toros de Román Sorando para Javier Conde, Morante de la Puebla y El Juli. Una corrida que disfruté en la compañía de mi amiga con Daniel y mis padres en mi tendido 4. Javier Conde tuvo en primer lugar a un toro que no obedecía a los capotes y no tuvo fortuna el malagueño, tras varios intentos por torear, recibió una fuerte bronca tras despachar al primero de su lote tras oír dos avisos. En el cuarto otro toro que no tuvo fortuna en la suerte del torero malagueño. Morante de la Puebla estuvo muy torero con el capote en sus dos toros y la gente de Málaga, estuvo muy cariñosa con el sevillano, pudo cortar trofeos pero la espada le jugó una mala pasada a José Antonio saludando en sus dos toros una ovación cariñosa de la Malagueta. Julián López “El Juli” se llevó un primer toro con calidad, en la que el madrileño dejó constancia de su casta y arrojo, una buena estocada dio paso a que se concediese la única oreja del festejo, en el sexto no pudo hacer nada el diestro siendo silenciada su labor. Tras un descanso para reponer fuerzas, volvimos a entrar para ver la primera corrida nocturna, en la que hubo muy poco público y bajo los acordes del Pan y Toros, el pasodoble que pone tradición en el paseíllo de la Malagueta, vimos hacer el paseíllo a Salvador Cortés y los debutantes Iván Fandiño y Esaú Fernández para lidiar cinco toros de Los Recitales y uno que fue el primero de Luis Algarra. El sevillano Salvador Cortés tuvo en primer lugar un manso de Luis Algarra que huía hacia la zona de toriles y Salvador pudo sacarle algunos pases al toro de Algarra. Tras despacharlo, hubo una leve petición de oreja y dio una vuelta al ruedo. En el cuarto no pudo hacer nada el sevillano de Mairena y fue silenciada, acabó con el toro que mando a la enfermería al vasco Iván Fandiño y saludó una ovación su cuadrilla en nombre de su jefe de filas. El vasco Iván Fandiño tuvo en su debut en la Malagueta, con sangre, en la que el quinto toro de la noche a la salida de un pase de pecho el toro de Los Recitales, Garbancito se llamaba volteo al vasco y en el aire le infirió una grave cornada de 25 centímetros en la pierna derecha siendo un debut amargo para el vasco. Antes tuvo un primer toro manso y deslucido. El segundo debutante, Esaú Fernández dio una vuelta al ruedo tras dar la muerte del sexto toro, un toro que protestaron los aficionados que si los pitones del toro, algún defecto de visión y este al final, se quedó en el ruedo y Esaú dio algunos pases con su personalidad. Dio la vuelta al ruedo.  Luego supimos que Iván Fandiño sufría una cornada grave en a cara anterior de la pierna derecha desde la región del maléolo interno a tercio medio de pierna en una extensión de 25 centímetros con una trayectoria hacia arriba y adentro de 15 centímetros, afectando piel, tejido celular subcutáneo y aponeurosis seccionando la vena safena y contusionando la tibial posterior con afección muscular de tibial posterior disecando en su parte superior hasta el músculo gemelo interno. Se comprueba pulso a nivel de maléolo interno de a. Tibial posterior y pedio que son normales. Contusión en la cara interna de la rodilla izquierda. Exploración de ligamentos cruzados y lateral interno normales. No signos de inestabilidad. Calificada por el doctor Juan Pedro de Luna de pronóstico grave, dado los destrozos ocasionados por el pitón. Don Juan Pedro de Luna. Al día siguiente, nueva jornada de tarde y de noche con dos corridas de toros. Por la tarde actuaban Enrique Ponce, Salvador Vega y Alejandro Talavante ante un encierro de Santiago Domecq Bohórquez. La corrida fue áspera y deslucido de Santiago Domecq en la que Salvador Vega hizo una faena importante al único toro potable del descastado encierro, el segundo de la tarde en la que el diestro malagueño estuvo bien y muy valiente en varias tandas. Una buena estocada dio paso a la única oreja del festejo, en el quinto estuvo a punto de resultar herido pero por fortuna el pitón le rompió el fajín rojo del traje. Dio la vuelta al ruedo tras una leve petición de oreja y bronca al palco por denegar la oreja. Enrique Ponce y Alejandro Talavante no tuvieron suerte con los lotes y acabaron silenciados tras las dos faenas. Tras un descanso, vimos llegar desde el hotel Maestranza que esta cerca de la Malagueta a Mari Paz Vega y Saúl Jiménez Fortes, los dos malagueños que toreaban en la mixta nocturna junto a César Jiménez. Después del paseíllo todos los compañeros de la escuela taurina de Málaga, de Saúl Jiménez Fortes junto a Elías Bendodo le entregaron a Saúl el traje de luces que llevará el malagueño el próximo miércoles 24 de agosto en Bilbao el día de su alternativa. Fue un festejo realmente aburrido en la que solo vimos la raza y la disposición del novillero Saúl Jiménez Fortes ante su último novillo de su carrera en la que le vimos bien y templando en varias series. Dio la vuelta al ruedo tras petición de oreja. Mari Paz Vega tuvo dos toros de El Montecillo y Julio de la Puerta que se apagaron en la muleta y la gente de Málaga, muy cariñosa con Mari Paz le obligó a saludar en sus dos toros. Uno de sus banderilleros de su cuadrilla, Luis Miguel Collado fue cogido aparatosamente al perder pie en un par de banderillas. Mientras que el fuenlabreño César Jiménez fue cogido por el quinto toro, un toro de El Montecillo que era precioso de pelo, negro salpicado y durante una de las tandas de la faena, el toro prendió al madrileño quedando este encunado durante unos interminables segundos. Al día siguiente se cerraba la feria taurina con los rejones donde hubo un mano a mano entre Diego Ventura y Leonardo Hernández ya que el estellés Pablo Hermoso de Mendoza, no pudo comparecer por una lesión. Aquella tarde, La Malagueta se entregó con Diego Ventura que cortó cuatro orejas abriendo una Puerta Grande Manolo Segura donde deleitó a los malagueños con sus caballos Remate, Maletilla, Nazarí, Sueste, Califa, Chocolate, Wellington, Cantú y Morante. Por su parte el pacense Leonardo Hernández tuvo el lote parado de un encierro de Fermín Bohórquez bien presentado. En resumen, una feria para el recuerdo y como no, recuerdos mágicos. En nuestro próximo episodio, de la temporada 2012, se hablará de la Casa Chopera, que fue la empresa de aquella temporada que duró solo un año y recuerdos de algunas faenas. No se lo pierdan nuestro próximo capítulo.

18/08/2020 15:57 pcctoros Enlace permanente. Toros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris