Facebook Twitter Google +1     Admin

Paquirri 31 años después de su cogida mortal de Pozoblanco (Córdoba)

Hoy sábado 26 de septiembre, se cumple el 31º aniversario de la muerte de una de las grandiosas figuras del toreo del momento, Francisco Rivera "Paquirri" caía herido de muerte por el toro Avispado de la ganadería de Sayalero y Bandrés en la plaza de toros de Pozoblanco (Córdoba). Eran las 19:10 de la tarde, cuando después del descanso, salió de los toriles, un toro muy astifino de nombre Avispado, nº9 y con 264 kilos en canal, en la mañana del día de la corrida, a las cuadrillas no le gustaba el toro y precisamente le tocó en suerte a Francisco Rivera "Paquirri", cuando salió de los toriles, Francisco lo recibió con unas magníficas verónicas dos de ellas mirando a los tendidos. Llegó la tragedia cuando iban a ponerlo en suerte para el tercio de varas, en el primer capotazo Avispado se le coló pero en el segundo lance el toro se venció y le clavó el pitón con saña en el muslo derecho quedando Francisco encunado durante unos dramáticos segundos agarrando la cabeza del toro y el pitón destrozaba músculos importantes. Llega el traslado a la enfermería de la plaza de toros, que va desde los toriles hasta la enfermería un trayecto largo perdiendo sangre. Llega a la enfermería y están desnudando al torero y cuando descubren la cornada es escalofriante la herida el pitón le destrozó venas y arterias importantes. Las dramáticas palabras del diestro gaditano en la enfermería de la plaza que recogió un cámara de TVE fueron estas: "La "corná" es fuerte, tiene por lo menos dos trayectorias, una pa’ca y otra pa’lla, abran todo lo que tengan que abrir, doctor estoy en sus manos". El diestro seguía siendo operado en la enfermería pero seguía perdiendo muchísima sangre. Mientras, en la plaza de toros, José Cubero "El Yiyo" toreó el toro que había herido mortalmente a su compañero y le cortó las dos orejas, que paseó su banderillero entre las lágrimas paseando por el ruedo pozoalbense.

Aquí tienen datos de su biografía del maestro:

FRANCISCO RIVERA PÉREZ, PAQUIRRI 

Zahara de los Atunes (Cádiz), 5 de marzo de 1948 - Pozoblanco (Córdoba), 26 de septiembre de 1984.
Debut con picadores: 28 de junio de 1964, en Cádiz.
Alternativa: 11 de agosto de 1966, en Barcelona.
Confirmación en Madrid: 18 de mayo de 1967.

Francisco Rivera Pérez nació en la localidad gaditana de Zahara de los Atunes, el 5 de marzo de 1948. Su hermano mayor, José Rivera, Riverita, había llegado a ser matador de alternativa. Influido por este precedente familiar, se va despertando en Francisco la vocación torera.

El primer traje de luces lo viste en agosto de 1962 en Barbate, ante astados de la ganadería de Núñez Polavieja. Tras actuar en 30 festejos sin picadores en la baja Andalucía, debuta con caballos el 28 de junio de 1964, en Cádiz. Esa tarde lidia, junto aJosé González Copano y Rafael Jiménez Márquez, reses de la vacada del Marqués de Villamarta. 

Comienza la campaña de 1966. Francisco suma un total de 19 novilladas antes de su doctorado, el 17 de julio. Sería apadrinado en tan señalada fecha por Antonio Bienvenida ante Andrés Vázquez, con toros del hierro de Juan Pedro Domecq. Sin embargo, una desafortunada cogida impide que Francisco tome la alternativa. Cuando toreaba al astado de la ceremonia, el animal le corneó en el muslo derecho, hiriéndole de gravedad. Así, el día de la alternativa tuvo que retrasarse hasta el siguiente 11 de agosto, en el mismo ruedo de Cádiz, con Paco Camino de padrino en esta ocasión y El Viti de testigo. El hierro anunciado era el de Urquijo de Federico, aunque se lidió un toro de la ganadería de Aurora Lamamié de Clairac. El toro de la ceremonia se llamaba Zambullido, de la divisa de Urquijo de Federico. La actuación de Paquirri esa tarde fue sólo regular, pero pudo desquitarse con su sonoro triunfo -tres días después- en la misma plaza, al cortar los dos apéndices de su primer toro, de la divisa de Mercedes Pérez-Tabernero.

La confirmación de alternativa en Madrid

En el ruedo de Las Ventas, confirma su alternativa el 18 de mayo de 1967. Paco Camino le cede la muerte de Alelado, delante de José Fuentes, que completaba la terna de la tarde. Durante la campaña española de 1968 suma 68 actuaciones. Al concluir aquella, viaja hasta tierras americanas. En el nuevo continente recibe el Escapulario de Oro del Señor de los Milagros en el coso peruano de Lima, en la plaza colombiana de Cali el del Señor de los Cristales y, también en Colombia, el del Señor de Monserrate de Bogotá. 

Durante 1972 alcanza la cifra de 86 actuaciones, lo que le sitúa en el primer puesto del escalafón de matadores. El número de tardes en las que se viste de luces durante los años 1973, 1974 y 1975 es, respectivamente, de 67, 80 y 72. El 16 de mayo de 1975, en presencia de Manolo Cortés y El Niño de la Capea, un burel de la ganadería de Manuel González le cornea, hiriéndole seriamente. Logra uno de los mayores sueños de cualquier torero, cruzar el umbral de la Puerta del Príncipe de la Real Maestranza sevillana, el 27 de abril de 1979, tras sus sensacionales faenas a los toros de Torrestrella. El Viti y Emilio Muñoz completaban el cartel de aquella tarde. Tras éste gran triunfo le son concedidos los trofeos al triunfador de aquella edición de la Feria de Abril y el premio a la mejor estocada de la feria. Después llega otro éxito enorme, el que viviría en la primera plaza del mundo. El 24 de mayo, en Las Ventas, corta un apéndice de su primer enemigo y los dos del segundo, del hierro de Torrestrella. El Viti y Sebastián Palomo Linares, sus compañeros de cartel, fueron testigos de su salida a hombros por la puerta grande. Con estos antecedentes, comienza la campaña de 1980. Los augurios no pueden ser más favorables. El 25 de abril, en Sevilla, alterna con Jaime Ostos y Ángel Teruel en la lidia de los ejemplares de Torrestrella. Paquirri logra cortar dos orejas. En Las Ventas, el 19 de junio, se celebra la tradicional corrida de la Beneficencia. Paquirri se enfrenta en solitario a seis astados, llevándose un apéndice de un Pablo Romero y una oreja de un toro de Samuel Flores. A finales de aquel año viaja a Perú, donde torea durante los primeros meses de 1981. Ya en España, el 28 de abril en la Real Maestranza, corta tres orejas a los toros de la ganadería de Manuel González, en presencia de Rafael de Paula y José Luis Vázquez. Repite así la anhelada salida a hombros por la Puerta del Príncipe. Tras despachar 42 actuaciones en las plazas españolas durante la campaña de 1982, se desplaza hasta tierras americanas, donde torea en Venezuela, Perú y Colombia. El 30 de enero de 1983, un ejemplar de la ganadería de Icuasuco le hiere en el muslo derecho, en el trascurso de una corrida celebrada en la plaza de Santamaría, en la localidad colombiana de Bogotá. Durante la campaña española de 1983 sólo se ciñe la taleguilla en 37 ocasiones.
 
El último contrato... de su vida

Su temporada de 1984 transcurre con normalidad. Tras la que sería su actuación número 50 de ese año, el último contrato que había firmado esa temporada en España, Paquirri pensaba viajar inmediatamente a Hispanoamérica. Era el 26 de septiembre de 1984, tarde en la que hace el paseíllo en la plaza cordobesa de Pozoblanco junto a Vicente Ruiz, El Soro y José Cubero, Yiyo. Las reses anunciadas eran de la divisa de Victoriano Sayalero y Juan Luis Bandrés. Francisco logra cortar una oreja de su primer toro. Su segundo enemigo llevaba por nombre Avispado y era de pelo negro. Cuando Paquirri le toreaba con el capote, el astado le infiere una profunda cornada en el muslo derecho. La lesión era muy grave, pues las arterias más importantes habían sufrido importantes roturas, con la consiguiente pérdida de grandes cantidades de sangre. En la enfermería de la plaza, con los medios disponibles, se intentó detener la hemorragia uniéndole las arterias y haciéndole alguna trasfusión. Deciden trasladarle urgentemente a la clínica Reina Sofía de Córdoba. El traslado hasta este centro sanitario es trágico, porque Paquirri empeora a pasos agigantados. Debido a esto le llevan al Hospital Militar de Córdoba, que se encuentra a menos kilómetros. Allí el torero ingresaría ya muerto.

Francisco Rivera “Paquirri” ocupó siempre uno de los primeros puestos del escalafón taurino y fue uno de los diestros más cotizados de su época. Su enorme valor, su gran pundonor, unido a su ejemplar dominio de todos los tercios de la lidia, su magistral técnica y sus ganas de contentar siempre al máximo al respetable, eran las principales cualidades de este malogrado torero.

Su trágica forma de morir es lo que empapa la figura de Paquirri de unas connotaciones especiales. Hasta el último momento que se mantuvo con vida, en aquella trágica tarde, el diestro mantuvo una compostura y un decoro admirables, lo que da a su figura unos tintes de heroísmo que le convierten en todo un mito de la historia del toreo.

En su trayectoria profesional Francisco Rivera "Paquirri" toreó 717 corridas de toros, cortando 1034 orejas y 92 rabos.

En cinco corridas Goyescas de Ronda (Málaga) toreo el maestro en las ediciones de: 

1973

Herederos de Carlos Núñez

Antonio Bienvenida - Antonio Ordóñez -  Francisco Rivera “Paquirri”

1974

Herederos de Carlos Núñez

Antonio Ordóñez - Francisco Rivera “Paquirri” - Niño de la Capea

1976

Herederos de Carlos Núñez

Antonio Ordóñez – Paco Camino - Francisco Rivera Paquirri

1977

Herederos de Carlos Núñez

Antonio Ordóñez - Curro Romero – Francisco Rivera “Paquirri” José María Manzanares

1980

Herederos de Carlos Núñez

Antonio Ordóñez – Francisco Rivera  “Paquirri” mano a mano.

De las faenas que tengo guardadas en mi filmoteca, hay varios vídeos de faenas del maestro gaditano como la memorable faena a un toro de Atanasio Fernández el 21-5-1974 de las colecciones La pasión por los toros y Grandes maestros del toreo, imágenes filmadas por Fernando Achúcarro para 100 años de tauromaquia de la revista Panorama grabadas en Bilbao y en el Puerto de Santa María (Cádiz) y un vídeo completo de la colección Toreros con historia de ETI (Ediciones Taurinas Internacionales).

26/09/2015 11:01 pcctoros Enlace permanente. Toros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris