Facebook Twitter Google +1     Admin

Resumen de mi temporada taurina 2017

A la memoria de Manolo Cortés, Sebastián Palomo Linares, Gregorio Sánchez, Iván Fandiño, Dámaso González, mi amigo Luis Cortés “Bombita” y el ganadero Victorino Martín Andrés, dedico estas líneas de lo que ha sido mi temporada taurina 2017.

Mi temporada taurina 2017 en cuanto a festejos taurinos, ha sido muy extensa y como no, visitar tres nuevas plazas de toros más, para mi currículum taurino.  Inicie mi temporada taurina, el 15 de abril en La Malagueta, donde presencié la corrida mixta programada con motivo del Sábado de Gloria, en ella actuaban el rejoneador Diego Ventura que lidiaría para rejones dos toros de la ganadería portuguesa de María Guiomar Cortés de Moura, y para la lidia a pie se lidiaron cuatro toros de Torrehandilla y Torreherberos para un mano a mano entre Antonio Ferrera que entraba en el cartel por Alberto López Simón, lesionado días atrás en un tentadero y el local Fortes, aquella tarde, debutaba la nueva empresa de la plaza de toros, Toros del Mediterráneo. Una corrida que no resultó lucida para los toreros de a pie, de la que Fortes cortaría una oreja del sexto toro, antes Antonio Ferrera hizo dos lecciones taurinas sin premio y como no, el rejoneo espectacular de Diego Ventura ante dos buenos toros. Seguimos en La Malagueta, donde el sábado 20 de mayo, en sesiones de tarde y noche, se celebró, con motivo de la Noche en blanco, dos festejos taurinos del Certamen Doctor Juan Pedro de Luna, (anterior cirujano jefe de la enfermería de la plaza de toros malagueña), por la tarde, ante erales de Jandilla, Javier Conde, volvía a su casa, tres años después, a impartir una clase magistral, a varios alumnos de diferentes escuelas taurinas, que había de Castellón, Málaga, etc. Y después, en horario nocturno, pudimos ver una becerrada sin muerte, donde actuaron tres alumnos de la escuela taurina de Málaga y una alumna de la escuela taurina de Albacete, que aquella noche, me dejó sorprendido aquella noche a mí y a mis padres, se llama Elena Serrano que toreo a su becerro de Jandilla muy bien, y el maestro Sebastián Cortés, enfrente mía, me habló muy bien de Elena, la alumna. Al día siguiente, Carrusel Taurino, sorteaba a los oyentes del programa, dos entradas para una corrida de toros de la feria de la Salud de Córdoba, y mediante la quiniela taurina, y teníamos que pronosticar 0, 1 o 2 la corrida de la feria de San Isidro de Madrid, donde actuaban Juan José Padilla, Antonio Ferrera y Manuel Escribano. Y yo aposté así, 0 Padilla, 1 Ferrera y 0 Escribano, yo junto con dos oyentes más, hicimos pleno en esta combinación de pronósticos. Después sobre las 22:15 de la noche, Juan Ramón Romero entrevistaba al empresario Pepe Cutiño, y en un momento de la entrevista, hizo el sorteo para esos tres oyentes que hicieron pleno, entre ellos yo, y uno de esos números que era el 1, lo portaba yo y precisamente fui el ganador de esas entradas. El sábado 27 de mayo, fue el gran día, llegamos a Córdoba, sobre las 3 de la tarde, y fui a la taquilla para apuntarme los datos de los toros, después sobre las seis de la tarde, estuvimos por las cercanías de la plaza cordobesa y salude a varios amigos míos que estaban allí, a un amigo que tengo en Córdoba, Rafa, mis amigos Marisol y Sergio que venían desde Málaga a ver dicha corrida y también un periodista que conozco del Carrusel Taurino de la provincia de Córdoba, Juan Antonio Jiménez. Luego sobre las 18:50 de la tarde, entramos mi padre y yo a la plaza, y Noelia, la jefa de prensa nos dio las entradas, pero antes fuimos al patio de caballos para ver la llegada de los toreros. Me llevé una foto de Cayetano Rivera Ordóñez para que me la dedicara y pude conseguirla cuando iba llegando, saludé a muchas personalidades del mundo taurino en Córdoba, como el músico Vicente Amigo, el maestro José María Montilla, el periodista Javier Hurtado de Tendido Cero que se sorprendió al verme junto a mi padre, la corrida que presencie era el siguiente; toros de Juan Pedro Domecq y un toro que saltó como sobrero en sexto lugar del segundo hierro, Toros de Parladé, para Enrique Ponce, Finito de Córdoba y Cayetano Rivera Ordóñez. Una corrida donde salió triunfador del festejo Enrique Ponce, cortando las dos orejas del cuarto toro, un trofeo pasearía Cayetano en el sexto toro y buenos detalles de Finito. La siguiente cita que tuvimos, fue el primer sábado de junio, en la plaza de toros sevillana de Utrera, donde presenciamos la primera novillada sin picadores en clase práctica del Fomento de la Cultura Taurina, donde estuvimos mis padres, mi tíos de Utrera y yo viendo este festejo. Vimos a seis alumnos de varias escuelas taurinas andaluzas que lidiaron erales de Chamaco. En esa novillada, el equipo de retransmisiones taurinas de Canal Sur, tuvo un comentarista de lujo, el maestro Víctor Puerto que sustituía al maestro Francisco Ruiz Miguel que se encontraba en tierras francesas. Aquella tarde, Víctor Puerto se quedó sorprendido al verme y le dice a Enrique Romero, este aficionado no se pierde una. Después de Utrera, no tuvimos toros en las semanas de junio y todo julio, nuestra siguiente cita taurina, fue en el certamen internacional de novilladas sin picadores de Málaga, que se desarrolló desde el martes 8 al viernes 11 de agosto donde vimos un certamen muy apasionante que se lo llevó el novillero gaditano Corruco, en una apasionante y reñida final que se la disputó con José Molina de Albacete y Miguel Polope de Valencia. Tras el certamen, comenzamos el abono seguido desde el 12 al 20 de agosto, donde empezamos el sábado 12 de agosto con una novillada con picadores de Antonio Ordóñez y Toros de la Plata con seis novilleros malagueños en el cartel. Curiosamente los seis novilleros, eran seis novilleros que pertenecieron a la escuela taurina de Málaga. Donde vimos las buenas maneras del novillero fuengiroleño Juan Carlos Benítez, buen concepto de Santana Claros, el valor de Curro Márquez, la firmeza de Francisco Morales, las buenas formas de Samuel Ortiz y la mala suerte para José Antonio Lavado ante el peor novillo del encierro. Al día siguiente, la corrida de matadores banderilleros, una corrida de El Pilar que se enfrentaron Juan José Padilla, Antonio Ferrera y David Fandila “El Fandi”. En esa corrida que entraba en el quinto desafío taurino, fue deslucida y solamente se salvo del fiasco, el cuarto toro, un noble toro al que Padilla le arrancó una oreja de peso. Tanto Ferrera como Fandi tuvieron mala suerte con sus lotes. La tercera corrida del abono malagueño, fue una buena corrida que trajo el ganadero madrileño Victoriano del Río Cortés donde vimos dos interesantes faenas de Sebastián Castella y una buena faena de Alejandro Talavante, con tres excelentes toros que fueron los mejores del encierro, por su parte, volvía Andrés Roca Rey a Málaga, después de su grave percance el año pasado y no tuvo su lote propicio en las dos tardes que hizo el paseíllo el torero peruano. El martes 15 de agosto, tuvo lugar la cuarta del abono malagueño, donde vimos de nuevo, por segunda temporada consecutiva, a Paco Ureña, un torero murciano que volvió a dar una buena tarde taurina, esta vez ante un encastado y buen toro de Fuente Ymbro, un buen toro, al que el torero de Lorca, lo toreo muy bien por ambos pitones y al que lo remató de una excelente estocada, cortando el trofeo, que pudieron ser dos, pero la presidencia no la quiso conceder. Por su parte, tanto José Garrido y Javier Jiménez fueron ovacionados. Al día siguiente, el miércoles 16 de agosto, la afición malagueña viviría una tarde de épica y llena de emociones con Saúl Jiménez Fortes, el torero malagueño se encerraría en solitario ante seis toros de distintas ganaderías, la primera parte del festejo transcurrió normal, con dos vueltas al ruedo en sus dos primeros toros y ovacionado en el tercero, hasta que en el cuarto toro, un encastado y bravo toro de Victorino Martín, en la que el diestro malagueño le hizo una emocionante faena con ambas manos, y el drama llegaría al entrar a matar, cuando el toro de Victorino, prendió al diestro por el muslo, infiriéndole una cornada, aunque la plaza, se percató del percance que tenía el torero malagueño, y el torero no miró la herida que tenía en su muslo, pasó a la enfermería tras pasear la oreja, y la corrida se paró durante varios minutos, para que el torero malagueño, fuera intervenido por el cirujano jefe de la enfermería. Después de la operación, Saúl volvió a lidiar sus dos últimos toros con la cornada recién operada, y dio una lección de pundonor a los aficionados malagueños y amigos, que vivieron una gesta para el recuerdo. Al día siguiente, fue un día triste para toda España, que fue los atentados de Barcelona, y en Málaga se celebró, con las cámaras de Toros TV, la séptima edición de la Corrida Picassiana y el estreno mundial del espectáculo Crisol, del maestro Enrique Ponce, que se enfrentaría un mano a mano con su amigo y compadre Javier Conde con toros de Juan Pedro Domecq y Daniel Ruiz Yagüe. Una tarde para el recuerdo con tres mágicas e importantes faenas de Enrique Ponce, sobre todo al quinto toro, el toro que lleva por nombre Jaraíz, número 53, de pelo negro mulato chorreado, nacido en 12/2012 y de 554 kilos de peso, fue indultado tras una magistral lección taurina por el diestro de Chiva, que emocionó a los aficionados que presenciaron esa corrida que quedará para el recuerdo, también se vio las formas artísticas de Javier Conde en su regreso a Málaga, tres años después y la gente, estuvo muy cariñosa con el diestro malagueño. Al día siguiente, los aficionados que estaban en las cercanías de la Malagueta hablaban de la lección taurina de Enrique Ponce, y la mágica tarde de toros que vivieron en el espectáculo Crisol. Y vimos luego, la corrida mas decepcionante de toda la feria, una corrida de Juan Pedro Domecq que fue deslucida en líneas generales y como no, aburrió al personal, el cartel estaba compuesto por Francisco Rivera Ordóñez “Paquirri” en su despedida de la afición malagueña, su hermano Cayetano y una revelación taurina que vino a sustituir al lesionado Manzanares, Ginés Marín, que a la postre dejó buenas series ante el tercer toro. Al día siguiente, la última corrida de toros de a pie con un buen cartel, la segunda comparecencia de Alejandro Talavante y Andrés Roca Rey y única comparecencia de Julián López “El Juli” con cinco toros de Joaquín Núñez del Cuvillo y un toro el cuarto bis de Las Ramblas. Vimos aquella tarde, una buena faena realizada por Alejandro Talavante en el quinto de la tarde, un buen colaborador al que el torero pacense le instrumentó unas series magistrales que la plaza agradeció con oles rotundos y mágicos y fue propicio para cortar una nueva oreja, la segunda que cortaría en la feria, tras una que paseó la tarde del lunes 14 de agosto. Andrés Roca Rey, pudo cortar trofeo del tercer toro, pero la espada privaría al diestro peruano de ese trofeo, saludando desde el tercio, por su parte, Julián López “El Juli”, tuvo un buen intento ante el sobrero de Las Ramblas, en las dos primeras series el toro resultó bueno, pero en una de las fases de la tercera tanda, el toro cantó la gallina y ya el torero madrileño no pudo hacer nada. Y al día siguiente, se cerró la feria con la tradicional corrida de rejones, con un encierro pacense de Luis Terrón Díaz, donde Diego Ventura abrió una nueva puerta grande Manolo Segura en su carrera como rejoneador, la sexta concretamente, al cortar dos orejas del quinto toro, un buen toro de Luis Terrón Díaz, en la que Ventura hizo las delicias de la afición malagueña, con sus caballos de su cuadra. Debutó cortando una oreja, la rejoneadora francesa Lea Vicens al sexto toro y otra oreja cortaría del cuarto, Sergio Galán. Y cerramos este resumen taurino, con una nueva visita, y cierre a la temporada taurina 2017. Y el primer domingo del mes de octubre, fuimos a la plaza de toros de Granada, invitado por mi amigo Víctor Puerto, a ver dos festejos taurinos en un mismo día. Por la mañana, presenciamos un tentadero público con varios alumnos de la Fundación “El Juli”, ante reses de Caña Hermosa. Una nueva labor, que tuve la suerte de verla en la plaza granadina. Tras finalizar la sesión matinal, a las 17:30 de la tarde, se celebró la clase magistral impartida por ambos diestros y tres alumnos de distintas escuelas taurinas, una tarde que vimos con buenos aficionados granadinos, la afición vibró con una fantástica faena que realizó el maestro Víctor Puerto a un encastado novillo de Paco Sorando, al que el torero madrileño, se le vio muy bien, enrazado, y muy valiente ante ese novillo, lástima que dos pinchazos privaron de cortar los máximos trofeos a Víctor pero solamente cortó una oreja que paseó en la vuelta al ruedo junto a sus hijos. Otra oreja paseó David Moreno “Alcazabeño” de un buen novillo que le toco en suerte al granadino, y los novilleros de a pie, lidiaron erales de Caña Hermosa que dieron muchas dificultades a los chavales. En resumen, una temporada taurina, amplísima en cuanto a festejos y esperemos que en el 2018, veamos mas toros en directo.

31/12/2017 11:48 pcctoros Enlace permanente. Toros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris