Facebook Twitter Google +1     Admin

Enrique Ponce y Leo Valadez triunfadores en León Guanajuato (México)

Los matadores de toros Enrique Ponce y Leo Valadez fueron los triunfadores ayer en la plaza mexicana de León donde abandonaron el coso leonés a hombros, tras cortar dos orejas cada uno, el primero tras una extraordinaria puesta en escena y el segundo por su entrega, en tanto que El Payo malogró con la espada una buena faena. La continuidad de la denominada Corrida Cervantina ha resultado un acierto, a tenor de las entradas del año anterior y la variedad que encuentra el público en el espectáculo. El ruedo lució pinturas alusivas al Quijote y la parte musical estuvo amenizada por una orquesta, soprano incluida, y una estudiantina. Y quién mejor para aprovechar esta puesta en escena que Enrique Ponce, que regresaba tras 14 años de ausencia a la plaza "La Luz" y le cortó las dos orejas al segundo toro de su lote, que tuvo buen estilo en la muleta. El maestro valenciano inició por bajo su faena y se dio a torear por derechazos, de rodilla flexionada primero, y ya de pie, torear muy despacio, mientras el toro comenzó a querer rajarse.  Con el fondo de la música de orquesta y la voz de la soprano, todo quedó encuadrado en una extraordinaria puesta en escena, complementada con los detalles de clase excelsa del torero de Chiva. Recibió las dos orejas tras un pinchazo y tres cuartos de espada en buen sitio. Abrió plaza ante un toro tardo, al que lanceó con gusto a la verónica, aunque el viento fue un invitado incómodo durante toda la faena. Con la muleta tuvo que pisarle el terreno, pegado a la zona de las tablas para sentir con menos intensidad la fuerza del viento, y logró muletazos superiores sobre todo por el pitón izquierdo. Pinchó y dejó una estocada casi entera para recibir una ovación en el tercio. Y quien acompañó en la salida a hombros a Enrique Ponce fue Leo Valadez, que tuvo una tarde entregada y le cortó las dos orejas al primer toro de su lote, al que recibió por chicuelinas en los medios. Tras un espectacular tumbo, quitó por zapopinas, que resultaron muy ajustadas, y después cogió los palos, cubriendo un segundo tercio con más voluntad que acierto.  Sin embargo levantó el vuelo en la faena de muleta, con un vibrante inicio de rodillas, donde el toro evidenció que tendía a vencerse por el pitón derecho. Mostró más clase por el lado izquierdo, por donde Leo logró sacar de uno en uno muletazos de buena factura. Tras un final emocionante de manoletinas de rodillas dejó un estoconazo, que le valieron el corte de las orejas. Recibió de hinojos al que cerró plaza, buscando cerrar de manera triunfal la tarde, sin embargo, el toro, aunque llegó con buen estilo por el izquierdo en el último tercio, se rajó tras apenas un par de series. Falló Leo con la espada y fue aplaudido tras escuchar un aviso. El Payo tuvo una actuación seria e importante con el tercero de la tarde, dejando constancia de su clase en una media de categoría con la que cerró su saludo con el capote. Con la muleta realizó un inicio por alto de mucho aguante y poder, sin enmendar el terreno y bajando la mano en el último pase, haciéndose desde ese momento del toro.  Instantes después cuajó muletazos de altos vuelos por el lado derecho, y mantuvo el nivel por el pitón contrario, por donde el toro tuvo menos calidad. Finalizó por manoletinas, antes de dejar una estocada entera muy tendida, que hizo que tuviera que hacer uso del descabello. Escuchó palmas de reconocimiento tras un aviso. Su segundo, corrido en quinto lugar, no tuvo mayores prestaciones, ya que resultó deslucido, sin transmisión y sin entregarse en las embestidas. El Payo tuvo que ponerse a la distancia y tapar la cara para lograr algunos muletazos, antes de que el toro terminara totalmente aplomado y desentendiéndose de la muleta.  Faena esforzada que culminó de media tendida para saludar una ovación desde el tercio. Mala suerte tuvo el queretano en el sorteo, que no desmereció de lo hecho por sus compañeros ya que desplegó su entrega durante toda la tarde, y demostró que atraviesa por un buen momento.

León, Gto.- Plaza "La Luz". Tercera corrida de feria. Goyesca. Casi lleno en tarde de temperatura agradable, pero con algunas ráfagas de viento. Toros de Jaral de Peñas, correctos de presentación y juego desigual, de los que sobresalieron 3o. y 4o., premiados con arrastre lento. Pesos: 495, 520, 490, 510, 480 y 500 kilos. Enrique Ponce (marfil y azabache): Ovación y dos orejas. Octavio García "El Payo" (blanco y azabache): Ovación tras aviso y ovación. Leo Valadez (añil y azabache): Dos orejas y ovación tras aviso. Incidencias: Sobresalieron en banderillas Gustavo Campos, que saludó en el 4o., y Rafael Romero, que fue aplaudido. Amenizaron la corrida una orquesta y una estudiantina.

27/01/2019 09:12 pcctoros Enlace permanente. Toros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris