Blogia
pcctoros
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Grandes faenas que recuerdo de la feria taurina de Málaga por años de abonado, temporada 2006

Grandes faenas que recuerdo de la feria taurina de Málaga por años de abonado, temporada 2006

Segundo año de abonado en la plaza de toros de Málaga, y como dije en el anterior artículo, hablaremos de un ciclo muy importante que siempre es un gusto verlo rodeado de buenos aficionados y ver a los mejores novilleros sin picadores. Me refiero al primer certamen internacional de escuelas taurinas La Malagueta. Un ciclo que da inicio a la feria taurina malagueña donde dieciocho novilleros sin picadores de varios puntos de España y Francia donde vimos toreros de la talla como Luis Martín Núñez, Abel Valls, Tomás Cerqueira, Tomasito, Sergio Trujillo, Juan Carlos Cabello, entre otros. Y pero en la final, los finalistas fueron Jesús Díez "El Fini", Carlos Guzmán y Juan Carlos Cabello ante erales de Millares. Una final reñida donde el triunfo se lo llevó el madrileño Guzmán donde la final fue disputadísima entre Carlos y el malagueño Cabello, y finalmente el jurado del certamen, determinó que el madrileño fue el ganador del concurso, por su parte Fini, quedó tercero. El miércoles 9 de agosto, comenzaba el ciclo continuado de la feria taurina de Málaga con una novillada picada, donde la plaza estrenó categoría. Desde ese año se convirtió en plaza de primera categoría. Donde se lidió un encierro de Cayetano Muñoz González muy deslucido y uno de los novillos hirió a un banderillero y no tuvieron suerte ni el debutante Julio Benítez "El Cordobés", Javier Avilés y Alejandro Sánchez. Al día siguiente, el jueves 10 de agosto, una corrida de matadores de toros banderilleros. Se lidiaron reses gaditanas del Marqués de Domecq. Actuaron en aquella corrida Luis Miguel Encabo en su presentación en Málaga, Antonio Ferrera e Iván García. Presentación digna de Encabo, sin suerte Iván García y la primera oreja de la feria la cortaría Antonio Ferrera al quinto toro. Al día siguiente, se viviría una gran tarde taurina y de emociones con la corrida de Barral. Eduardo Gallo dio una buena tarde de toros ante dos buenos toros, cortando sendas orejas. En el segundo toro de la tarde, se vivió una gesta para el recuerdo, el torero de plata de la cuadrilla de Salvador Cortés, que entró por Alejandro Talavante, Curro Robles, resultó cogido aparatosamente a la salida de un par de banderillas, saliendo prendido y herido en el gemelo. El torero de plata, pidió un par de banderillas, y clavó este en todo lo alto, antes de marcharse a la enfermería, donde La Malagueta estaba emocionada con la gesta que realizaba el torero de plata. Pero el momento más dramático de la corrida tuvo lugar en el sexto, donde David Galán sufrió tres dramáticas cogidas al entrar a matar al sexto toro, dos de esas cogidas, la sufrió al entrar a matar sin muleta donde vivimos toda la andanada, con emoción ver la cara ensangrentada de David que parecía un Cristo. Recuerdo escuchar una voz de un aficionado que le dijo a David, tírate como tu padre. Pero solamente quedó en varios cortes y en una herida en la mano. Al día siguiente, José María Manzanares y David Fandila "El Fandi" cortarían sendos trofeos en la corrida de Toros de Salvador Domecq y Manuel Díaz "El Cordobés" no tuvo suerte. Al día siguiente, se lidiaría la primera de las corridas de rejones del abono malagueño, donde Viento Verde, el segundo hierro de los Hermanos Peralta, lidiaba su última corrida y se vio una buena tarde de rejones. Andy Cartagena demostró en Málaga, que estaba en un buen momento y cortó sendas orejas, también tuvo una buena actuación Sergio Galán, y otra del rejoneador Antonio Domecq. Nos vamos a la semana de feria donde estaban todas las figuras del toreo. El lunes 14 de agosto, se celebraba una corrida de toros mixta donde participaban Javier Conde junto a los hermanos Rivera Ordóñez ante toros y novillos de Juan Pedro Domecq. Una tarde donde Cayetano cortó sendas orejas a dos buenos novillos, otra cortaría Francisco Rivera y ovacionado en ambos toros fue Javier Conde. Vamos a la jornada taurina del martes 15 de agosto, donde la afición malagueña vivió la que es, hasta el momento, la última alternativa concedida en la Malagueta. Joselito Ortega, donde fue apadrinado por Morante de la Puebla con el testimonio de El Juli ante un encierro de Joaquín Núñez del Cuvillo. Ortega vivió aquella tarde las dos caras de la fiesta, la cara y la cruz del toreo. Cortó una oreja de cada toro pero en el sexto toro, recibía una cornada grave en el muslo izquierdo al entrar a matar. Por su parte, ni Morante ni El Juli tuvieron toros para el triunfo, que fueron de Cuvillo. Al día siguiente, con la corrida de Torrealta, debutó Perera, cortando una oreja donde el viento deslució la corrida, Jesulín cortó la oreja del cuarto toro, donde este le dió un tremendo pitonazo en la mandíbula. Por su parte El Cid, no tuvo suerte con el lote. El jueves 17 de agosto, se celebró otra corrida de toros donde vivimos una tarde de emociones con el encierro de Toros de Parladé y Toros de El Torero. En el primer toro de aquella corrida, en una tanda con la izquierda, Ponce, vestido de verde botella y oro, recibió una espectacular voltereta sin cornada para el torero de Valencia. En el tercer toro de la tarde se vivió una de las faenas memorables que he vivido en estos años de aficionado. Salvador Cortés, recibía de capote al toro y recibió una voltereta aparatosa, nos temíamos que había resultado herido por el toro, pero todo quedó en la voltereta. Luego en la faena de muleta, el torero de Mairena del Aljarafe, volvería a emocionar, a Málaga con sus naturales y derechazos. Tenía cortadas las dos orejas pero una estocada baja privó al torero de la Puerta Grande Manolo Segura, siendo ganador por segundo año seguido del Capote de Paseo de Málaga. Por su parte El Capea no tuvo suerte con sus toros. El viernes 18 de agosto, se celebraba la penúltima corrida de toros donde Finito de Córdoba, Sebastián Castella y César Jiménez en la que se vivieron algunos momentos de aquella corrida. En el primer toro, salió por error el toro reseñado en tercer lugar, y estuvo a punto de provocar una tragedia en la plaza, donde el torilero Chico estuvo cerca de sufrir una cogida grave, por fortuna, todo quedó porrazo costal. Castella hizo una faena memorable al segundo de la tarde, un toro que pertenecía a la ganadería de Salvador Domecq del que el torero francés enamoraba La Malagueta con su valor y quietud. Un pinchazo previo a la estocada privó al de Beziers del doble trofeo. Aún así, el matador consiguió arrancar los olés más rotundos que se han escuchado hasta el momento en el coso malagueño. Trasteo vibrante de principio a fin, que comenzó con pases cambiados en el centro del ruedo. Con su segundo oponente, el espada francés también hizo alarde de valor y de firmeza, cosiguiendo hacerse con un toro brusco, que se apagó pronto, a base de tesón. Por su parte, César Jiménez destacó pasando de muleta al que hizo sexto, de la divisa de El Torero.El madrileño brilló por momentos, sobre todo al final de la faena, toreando por el pitón izquierdo, el más potable del astado. En el tercero, poco pudo hacer con un angatonista de Martín Lorcaque adoleció de falta de fuerza. Finito de Córdoba lo intentó con el cuarto en un trasteo largo de menos a más. El diestro se gustó en los compases finales con un animal que pedía firmeza, hasta escuchar los tres avisos que solicitaron la vuelta del toro a los corrales. La última corrida de toros de a pie, dejó la primera Puerta Grande Manolo Segura como plaza de primera categoría, donde Enrique Ponce, cortó las dos orejas del cuarto toro. El valenciano, que había estado muy técnico con el noble y soso primero, ha cuajado una faena importante en el cuarto, un toro con mucho que torear que acabó sometido al poderío de la muleta del torero de Chiva.  El Fandi destacó en dos sensacionales tercios de banderillas a dos toros que se vinieron abajo en el último tercio mientras que Salvador Vega ofreció una importante dimensión con el tercero del que tiró con mucho gusto y considerable mérito, pero pinchó en la suerte suprema. Con el sexto, que ofreció menos opciones, estuvo dispuesto. Y finalmente con la corrida de rejones que echó el cierre al abono malagueño, Diego Ventura ofreció a los malagueños su cuadra y dejó dos grandes faenas. Donde el rejoneador cortó tres orejas y abrió la Puerta Grande Manolo Segura, la primera que abrió un rejoneador como plaza de toros de primera. Por su parte, Pablo Hermoso, comenzó la tarde recibiendo una ovación.  La gente le espera porque recuerda las faenas que ha ofrecido el rejoneador navarro en Málaga. Con ’Silveti’, en banderillas, toreó de costado al toro; con ’Napoleón’ hizo un balanceo precioso antes de ejecutar la suerte, y montando a ’Sármata’, puso tres banderillas cortas y mató de dos pinchazos y rejón algo caído a un toro manso, muy encerrado en tablas. Hubo petición pero, la presidencia, correctamente, no la atendió. Quedaba todo para el quinto. Todos confiaban en las excepcionales virtudes de Pablo Hermoso de Mendoza para torear a caballo y abrir de nuevo la puerta grande, pero nadie pensó que le pudiera caer en (mala) suerte un toro imposible, y por más que lo intentó el de Estella no pudo hilvanar faena. Hermoso expuso, dio el pecho de los caballos para provocar la embestida del burel, pero nada, no hubo manera. El toro no se movía de las tablas y buscaba con mansedumbre la puerta de chiqueros. Ni Mendoza, ni sus caballos, ni sus auxiliares consiguieron sacar al de Flores Tassara de la querencia. Una lástima porque se disfruta con el toreo a caballo de Pablo Hermoso de Mendoza. Por su parte Fermín Bohórquez, tuvo una desigual actuación. En el primero estuvo muy bien, con momentos de brillantez, y en el cuarto estuvo rematadamente mal. El jerezano enceló muy bien en el caballo al que abría plaza antes de poner el primer rejón. En banderillas fue muy aplaudido, aunque en uno de los encuentros tocó el toro con el cuerno a ’Sinfonía’. Creció la faena con ’Bolero’, que lo empleó para poner un par de banderillas a dos manos y los palos cortos. Su actuación pudo tener algún premio, pero la estropeó con los rejones de muerte. Dejó dos sin partir. Lo volvió a intentar y pinchó en dos ocasiones hasta que, por fin, clavó el definitivo. Esa fue su cara positiva, porque en el cuarto nos ofreció la negativa. El caballo que montó de salida, ’Brioso’, no colaboró con él en las primeras farpas y sacó a ’Libanés’. En esta ocasión, el caballo estuvo muy bien, pero el rejoneador muy mal. Clavó dos banderillas en el ruedo y hasta el propio Bohórquez se echó las manos a la cabeza por esos estrepitosos fallos. Lo que vino después tuvo escaso mérito. Efectuó con ’Nevado’ tres pasadas en falso para dejar un aceptable par. Acabó de dos pinchazos y un rejón trasero. Esto dio de si, mi segunda feria taurina como abonado en la temporada 2006. En el próximo se hablará de la tercera temporada como abonado donde se abonaron mis padres y fue la primera vez que vi torear a José Tomás y vimos las despedidas de Málaga de dos grandes toreros de la talla de Jesulín de Ubrique y César Rincón.

0 comentarios