Blogia
pcctoros
Chollo del día - Auriculares inalámbricos Logitech 33,60 € 90 € -63%

Manuel Perera primer triunfador en el Puerto de Santa María (Cádiz)

El torero pacense Manuel Perera triunfó esta noche en El Puerto (Cádiz), que estrenó su Temporada de Verano con una interesante novillada de El Freixo -más enclasados los tres primeros- con la que el extremeño, todo entrega y ambición, paseó tres orejas. Torero de entrega, incorporó esta tarde un toreo sentido con el capote y exigente con la muleta, de mano baja. Más allá de trofeos, cortó uno, la tarde de Tomás Rufo debe ser valorada como la de un novillero curtido, más que preparado para dar el salto al toro. Se hartó a torear el toledano. No mató al que amasó y cuajó y mató con el que triunfó. La bisoñez de Juan de María, tratando de hacer el toreo clásico, le llevó a los dos polos en su debut con picadores: la oreja del cuarto y tres avisos en el séptimo. “Travieso” sexto de la tarde, un colorado altón. Este embistió con son al capote de Perera que le instrumentó un bonito ramillete de verónicas. Tras la suerte de varas, buen tercio de Mambrú y Vázquez que saludaron tras parear. Y el novillo que embestía colocando la cara antes del embroque pero aquello duró poco, pues después iniciaba con el pitón contrario. Manuel -quiere ser torero- no se deja nada dentro y comenzó rodilla en tierra en los medios. Serie inicial con tralla y posterior toreo de requerimiento arrastrando la muleta. Dominó la situación por ambos pitones y esta vez sonó la música. Perera con un valor -donde los pies queman y pocos aguantan- ofreciendo no ya el pecho sino su completo ser. Perera desnudó su toreo para ponerse constantemente a merced de su oponente que jamás hizo por él a pesar de embestir con falta de clase. El extremeño se la jugó y elevó las pulsaciones en una faena tan sincera como importante terminando con una serie de rodillas entre pitones de mucha testiculina. Raza y capacidad por toneladas. Espadazo y dos orejas de querer y poder ante uno que cambió durante el conjunto de su lidia. “Tirachinas”, hizo segundo de lidia a pie, otro ejemplar de bonitas “jechuras”. A este, Perera lo recibió con ambas rodillas en tierra jugando los brazos a la verónica en un saludo de mérito. Entrega desde el primer instante. En la lidia mostró chispa transmisora y así llegó al último tercio tras una suerte de varas ínfima. Manuel Perera -tras brindar- comenzó con exigencias por abajo para adueñarse con buen criterio del poder de su oponente. Serie meritoria que marcó la imposición del joven ante su antagonista. El extremeño planteó una faena de reaños, exponiendo, metiendo riñones y cruzándose al pitón contrario en cada muletazo. Le bajó la mano y le quitaba la pañosa entre muletazos dejando ver un valor sin alaracas. Maciza faena -sin música- pero callada que supieron valorar los cabales de El Puerto. Demostración de capacidad ante uno con picante que terminó reculando por enorme capacidad del Perera. Espadazo y oreja de peso. “Enemigo”, de El Freixo, embistió de dulce al mágico capote de Tomás Rufo. El toledano le formó un gazpacho muy gordo al primero por verónicas. Cada lance era un canto al temple con un novillo arrastrando el hocico y un novillero borracho de torear por ese palo. Le ganó terreno en cada sentido capotazo y llegó más allá del centro del anillo. Derribó al piquero en una brava entrada y mostró mucha clase y entrega. Utrero que regaló muchas buenas embestidas que aprovechó Rufo para construir a placer. El de Pepino cimentó una labor de gran parangón por ambos pitones donde la muleta viajó con tanta despaciosidad como un segundero. Obra grande con ligazón y plasmando un toreo vertical de gran empaque desde que inició en los medios. El acero no quiso entrar y lamentablemente se le esfumaron las «peluas». Antes Tomás y Perera rivalizaron en un precioso quite por chicuelinas y tafalleras. Todo ante un primero de El Juli de gran nota. Gran ovación. “Mocito”, cuarto segundo del lote de Rufo era más “hombre”. Novillo serio que tuvo un comportamiento en el saludo igual que sus hechuras. Tanteo más que lucimiento en el trato inicial. Tras una vara sin castigar nada quitó por chicuelinas con un novillo embistiendo por dentro. A punto estuvo de ser arrollado y posteriormente el desconcierto al cambiar el tercio sin pedirlo. Tomás volvió a mostrar sus pulcras formas y capacidad para limar las asperezas del cuarto. Novillo de embestida irregular que se aflojó pronto tal vez por la imposición del toledano. Rufo se puso allí dando importancia a su quehacer con un toreo de mucha personalidad a pesar de falta de colaboración de su antagonista. Las manoletinas finales abrocharon una faena para aficionados que tuvo estructura y reposo. Este no se escapó con la espada y lo crujió por arriba. Oreja que arranca en clara lectura de emprender el salto. “Cortesano”, primero para Juan de María. Un novillo con cuajo que dejó componer un saludo vistoso por verónicas. El portuense tiró de raza y efectividad para arrancar pronto la música en un toreo a su aire ante uno obediente pero de cara a media altura. De María, que reivindicó abrirse camino pasajeó con criterio -mejor al natural- donde la muleta viajó con dominio y trazo limpio. A derechas hubo más tiempo en cites y cara alta del oponente. Por ahí, aguantó algún guiño sin maldad pero con los pies asentados. Labor justa que llegó al tendido y que refrendó de buena estocada. Oreja. “Cuco”, séptimo. Novillo hondo, alto, acucharado de pitones que invitaba por hechuras a embestir. Sim embargo el recibo no caldeó lo suficiente. El peto de puro trámite y enorme quite “providencial” de Fernando Sánchez a Juan Contreras, por cierto, cumbre el par de este último. Brindó a Zuñiga. Juan de María muleteó al cierraplaza con algún desajuste pero trazando con compostura series cortas. De uno en uno al natural y con más ligazón en el toreo fundamental. Por ese pitón le dejó la pañosa en la cara para imprimir más ritmo a su quehacer ante uno obediente que dejó estar. Estocada y varios descabellos emborronaron su labor hasta el punto de escuchar los tres avisos. Sebastián Fernández -sustituyó a Luis Sánchez Zambrano– recibió a “Zurrón”, de Fermín Bohórquez, a la antigua usanza de la garrocha. Salió con pies el abreplaza y permitió un revivir de la suerte con transmisión y temple. Fernández lo enceló con exigencias en la grupa en un inicio vibrante. En banderillas a una mano mostró ‘refinura’ y clasicismo en un toreo a caballo sin estridencias y pureza. Cosió al buen colaborador al estribo y buscó la reunión de frente -en los medios- para batir posteriormente por el pitón contrario. Ofreció pasajes plenos de belleza y doma, como galopar de espalda al muro y siempre ofreciendo con sinceridad los pechos de sus jacos. Por cierto una cuadra muy torera y preparada por lo mostrado. El carrusel de cortas tuvo ajuste y buena colocación ‘en una perragorda’ de las de antes. Por entonces su labor continuaba en la cima como desde el principio sin bajar un ápice su intensidad y buen hacer. El rejón entró pero no hizo el efecto oportuno y tuvo que descabellar en alguna ocasión. A pesar de eso su presentación en El Puerto dejó un gran sabor de boca.

Puerto de Santa María (Cádiz). Primera de abono. Novillada con picadores mixta. Novillos de Fermín Bohórquez (1º), para rejones, bravo; y El Freixo, para la lidia a pie, bien presentados y parejos. Buena novillada. Más enclasados, los tres primeros, sobre todo, el extraordinario segundo. El rejoneador Sebastián Fernández, ovación con saludos, Tomás Rufo, ovación con saludos y oreja, Manuel Perera, oreja y dos orejas, Juan de María que debutaba con picadores, oreja y silencio tras tres avisos. Entrada: Media entrada, de acuerdo con el aforo permitido. Cuadrillas: En el segundo, Fernando Sánchez y Sergio Blasco, saludaron en banderillas. Lidió muy bien Antonio Chacón. Además, Manuel Rodríguez ‘Mambrú’ y Antonio Vázquez saludaron tras buenos pares en el sexto. Juan Contreras se desmonteró en el séptimo.  Incidencias: El rejoneador Luis Sánchez Zambrano no pudo comparecer «al resentirse de una lesión en el hombro derecho» y lo sustituyó el caballero granadino Sebastián Fernández. Se guardó un respetuoso minuto de silencio por las víctimas del Covid-19. Se interpretó el Himno Nacional.

0 comentarios