Blogia
pcctoros
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

José María Manzanares salva la tarde en Sevilla

José María Manzanares salva la tarde en Sevilla

La tarde de hoy se la prometía felices con la Real Maestranza a tope, con cartel de No hay Billetes. Participaban Morante de la Puebla, Diego Urdiales y Manzanares ante reses de Jandilla-Vegahermosa. El primero era de Vegahermosa, un toro algo despegado del suelo y cuesta arriba. Morante lo borda en el saludo. Hundido, dándole el pecho, esperándole embrocado dos metros antes. Se abre el toro en cada lance. Morante gana terreno y remata el saludo en la boca de riego. Precioso el galleo por chicuelinas para llevarlo al caballo. Lo pican trasero en un leve primer puyazo. Se arranca a media distancia con alegría en el segundo encuentro. Medido de nuevo. Galopa el toro en banderillas. Se desplaza en el capote de brega.  Torerísimo inicio por bajo. Primera serie con la derecha de gran expresión, figura erguida, acompañando, sin molestar. No se lo saca más allá de las rayas. Hay muletazos soberbios. Series cortas, muy medidas, todo muy bien desarrollado, con mesura, sin un muletazo de más en cada serie porque al toro, con sus virtudes, como la prontitud, la nobleza y la calidad, no fue fácil darle ritmo. Torerísimo. La banda inexplicablemente sólo sonó al final y quizá por eso el público no terminó de romper. No se enteraron… Finalmente se llevó una fuerte ovación. Su segundo, un cinqueño cuesta arriba, con edad. Más amplio de sienes, cornidelantero. Con desarrollo de pitón. Morante manda a Lili parar al animal, que hace cosas de estar reparado de la vista. Se deja pegar en los dos puyazos. Se deja también ganar la cara en banderillas. Morante se lo saca a los medios con gran suavidad y delicadeza y comprueba que el toro no responde a los cites. Se va a por la espada y hace gestos al presidente de que el toro no ve. El primero que le tocó en suerte a Urdiales, era reunido de sienes. No termina de escupirse de los vuelos en el saludo de Urdiales. Parece quebrantarse tras recibir el primer puyazo, que tomó arrancándose a notable distancia. El toro quiere empujar en el segundo pero parece mermado tras ese primer encuentro. Le falta recorrido en banderillas. En el inicio de faena se ve que el toro quiere seguir el engaño pero no puede. Bracea, se apoya sobre las manos. Urdiales se pone por los dos pitones pero pronto comprueba que hay poco que hacer. Buena estocada. Largo, fino, más despegado del suelo, algo lavado de cara pero cornidelantero y agresivo. Salida abanta. Le aprieta luego al torero cuando lo recoge con el capote. Embraguetado saludo de Urdiales, con el toro embistiendo con fuerza y poder. Se deja pegar en un puyazo breve, pero amaga con irse al tercio contrario en el quite. Le levantan la vara en el segundo puyazo. Berreón en banderillas. Se deja ganar la cara. Buen inicio de faena, con el toro respondiendo por abajo. Cuando más le obliga el torero mejor responde el astado. Hubo un inicio y dos tandas descritas con sutileza y naturalidad. Seis u ocho muletazos sensacionales. Luego el toro, quizá mermado en una de sus patas delanteras, no termina de responder. Una pena. La estocada, excelente de ejecución.  El tercero de la tarde fue un toro fino, enseña las puntas el tercero. Embiste con temple de salida. Descuelga también. Protesta el toro en el primer puyazo, que cae bajo. Chicuelinas de influencia paterna en el quite. Muy ovacionadas. Empuja más fijo en el segundo y se arranca con poder y alegría en banderillas. Tiene el toro vibración y emoción en sus arrancadas y sus embestidas. Manzanares lo torea en series cortas, sin romperse ni someterlo. La faena no explota. Faltaron muletazos en las series y reunión en los embroques. Cuando cogió la zurda el toro aminoró el ímpetu y todo se vino definitivamente abajo. Estocada sin puntilla. El paracaídas fue el mejor toro, el sexto un toro armónico.  El prototipo del toro de Sevilla. Largo, fino, reunido. Coloca la cara en el saludo. Manzanares se hace ovacionar con el capote. Se arranca el toro como una centella en varas. Y mete la cara abajo. En los dos puyazos. Le mide el castigo perfecto Paco María. Gran ovación. El toro se arranca de punta a punta en banderillas. Con gran alegría y transmisión. Pedazo de toro. Saluda Mambrú. Arranca la música tras un inicio explosivo, con el toro colocando la cara, queriéndose comer la muleta con una repetición, una vibración y una transmisión extraordinarias. Tremendo el toro. Tremendamente intensa la faena. Tanto, que tapa algunos defectos que tuvo la obra. Porque la muleta no siempre fue abajo ni la embestida viajó sometida. Amaga el toro con irse a tablas cuando Manzanares se va a por la espada, después de ofrecer un torrente de acometidas impresionantes. Deja Manzanares un pinchazo hondo en la suerte de recibir. La espada está muy agarrada y hace efecto. El toro dobla. El público pide la oreja para el alicantino. Y así fue, trofeo para Manzanares.

Sevilla. Viernes 29 de abril de 2022. Feria de Abril. Toros de Jandilla y Vegahermosa (1º). Morante de la Puebla, ovación con saludos tras aviso tras petición de oreja y silencio tras aviso, Diego Urdiales, silencio y ovación con saludos, José María Manzanares, ovación con saludos y oreja. Entrada: No hay billetes. Saludó Daniel Duarte en banderillas en el tercero y Mambrú en el sexto.

Festejo para mañana en Sevilla, cuarta de feria: Toros de Victorino Martín para Antonio Ferrera y Miguel Ángel Perera, mano a mano. Sobresaliente: Antonio Fernandez Pineda.

0 comentarios