Facebook Twitter Google +1     Admin

Paquirri protagonista del documental Toreros, historia y arte

Mañana sábado 14 de julio, el documental taurino Toreros, historia y arte, tendrá una nueva entrega y será su protagonista, un torero muy completo y que siempre es un privilegio verlo en faenas y películas, nos referimos al maestro Francisco Rivera "Paquirri". Esta es su vida. Hijo del novillero Antonio Rivera Alvarado quien era el encargado del matadero municipal de Barbate, donde Paquirri y su hermano el también matador José Rivera «Riverita» comenzaron a torear. Creció cerca de ambientes toreros. Recibió influencias de Rafael Ortega "El Gallo", y de Miguelín. Su madre fue Agustina Pérez Núñez (1922-1977), que tenía una hermana, Lucrecia (n. 1931). Se crio en Barbate (Cádiz) y allí tuvo lugar su debut, el 16 de agosto de 1962, fecha en la que se enfrentó con reses de la ganadería de Núñez Polavieja y en 1964 intervino en su primera novillada en la plaza de toros de Cádiz. En Sevilla el 1° de mayo de 1966 cortó tres orejas en una novillada en la que le acompañaron Pepe Luis Segura y Manolo Sanlúcar.  Tomó la alternativa en la Plaza Monumental de Barcelona el 11 de agosto de manos de Paco Camino y como testigo Santiago Martín "El Viti", antes iba a tomarla en junio, pero una grave cogida en el toro de la cesión, no pudo tomarla. Contrajo matrimonio el 16 de febrero de 1973 con Carmen Ordóñez, hija del torero Antonio Ordóñez, en la basílica de San Francisco el Grande de Madrid. Fruto de este matrimonio nacieron dos hijos, ambos toreros llamados Francisco y Cayetano. Paquirri y Carmen pusieron fin a su matrimonio en 1979. El 30 de abril de 1983 se volvió a casar, en esta ocasión, con la cantante Isabel Pantoja, en la basílica de Jesús del Gran Poder de Sevilla. Este matrimonio sólo tuvo un hijo: Francisco José Rivera Pantoja. Mantuvo también una relación con Lolita Flores, hija de Lola Flores y luego con Bárbara Rey. o de 1966 actuando como padrino Paco Camino y la confirmación se celebró en Madrid el 18 de mayo de 1967.   Contrajo matrimonio el 16 de febrero de 1973 con Carmen Ordóñez, hija del torero Antonio Ordóñez, en la basílica de San Francisco el Grande de Madrid. Fruto de este matrimonio nacieron dos hijos, ambos toreros llamados Francisco y Cayetano. Paquirri y Carmen pusieron fin a su matrimonio en 1979. El 30 de abril de 1983 se volvió a casar, en esta ocasión, con la cantante Isabel Pantoja, en la basílica de Jesús del Gran Poder de Sevilla. Este matrimonio sólo tuvo un hijo: Francisco José Rivera Pantoja. Mantuvo también una relación con Lolita Flores, hija de Lola Flores y luego con Bárbara Rey. El 26 de septiembre de 1984 en la plaza de Pozoblanco (Córdoba), compartiendo cartel con el Yiyo y El Soro, sufrió una cornada de un toro de la ganadería de Sayalero y Bandrés a raíz de la cual se le rompieron las venas ilíaca, safena y la arteria femoral. Un video, registrado por el camarógrafo Antonio Salmoral registró el incidente y escenas del torero hablando en la enfermería. Paquirri, todavía consciente, y con una notable tranquilidad, dadas las circunstancias, explicaba al doctor Eliseo Morán el tamaño y la trayectoria de la herida: «Doctor, yo quiero hablar con usted o no me voy a quedar tranquilo. La cornada es fuerte. Tiene al menos dos trayectorias, una para acá y otra para allá. Abra todo lo que tenga que abrir, lo demás está en sus manos. Y tranquilo, doctor». El torero no pudo ser bien atendido debido a las limitaciones de la enfermería y, sin poder contenerle la hemorragia, falleció cuando era trasladado al Hospital Reina Sofía de Córdoba. En un intento desesperado de salvarle la vida, se le trasladó hasta el Hospital Militar, el más cercano, con la esperanza de conseguir reanimarlo allí, sin embargo, nada se pudo hacer por revertir el paro cardiorrespiratorio que había sufrido. Dos días después, miles de personas le dieron el último adiós en la Plaza de la Maestranza de Sevilla. Fue sepultado en el Cementerio de San Fernando. Aunque según el médico que lo atendió, la cornada no era mortal, la muerte del torero se debió a un fatal cúmulo de circunstancias: los servicios sanitarios con que contaba la plaza eran muy limitados, fue trasladado en una ambulancia convencional y la carretera que unía ambas localidades estaba en malas condiciones. La trascendencia que su muerte tuvo en la prensa contribuyó a cambiar la legislación de espectáculos taurinos obligando a que las plazas de todas las categorías dispusieran de Unidades de Vigilancia Intensiva móviles, y a que las plazas de 1ª y 2ª categorías contaran con quirófanos convenientemente equipados. Esto y mucho más mañana en Toreros, historia y arte. ¡¡No se lo pierdan!!

13/07/2018 07:09 pcctoros Enlace permanente. Toros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris